• Banco depositario de Luxemburgo donde Irán tiene sus activos.
Publicada: jueves, 23 de marzo de 2017 0:23
Actualizada: jueves, 23 de marzo de 2017 5:25

Un tribunal luxemburgués ha aceptado la petición EE.UU. para congelar 1600 millones de dólares de activos iraníes en el país europeo.

Un juez luxemburgués dictaminó el miércoles un veredicto que legaliza la congelación de los activos del Banco Central de Irán (BCI) en el país a solicitud de Estados Unidos.

Según informa el periódico Luxemburger Wort, el juez —que no ha sido identificado— decidió, en un procedimiento sumario, que los activos del BCI podían permanecer congelados de momento a la espera del proceso de validación.

Los activos iraníes se congelaron a través de un mecanismo llamado "saisie-arrêt", que permite inmovilizar provisionalmente el dinero sin transferirlo al demandante, señala el rotativo.

Un proceso de validación y un llamado "exequatur" determinarán si existen fundamentos suficientes, basados ​​en la legislación luxemburguesa, para hacer válida la resolución estadounidense en el país europeo, añade.

En un principio, el tribunal luxemburgués había rechazado la demanda de EE.UU. para congelar 1600 millones de dólares de activos iraníes.


La solicitud de Estados Unidos contra los fondos de Irán en Luxemburgo fue hecha por las víctimas de los atentados terroristas del 11 de septiembre de 2001 en Estados Unidos, aunque el país persa no tiene ninguna relación con estos hechos.

El 9 de marzo, el presidente del BCI, Valiolá Seif aseguró que la oficina de los servicios legales de la República Islámica de Irán, así como los abogados de la institución financiera que preside están siguiendo el caso de cerca hasta que se emita el veredicto final.

La Corte Suprema de Estados Unidos dictaminó en 2016 que 2000 millones de dólares de los fondos congelados de Irán en una cuenta en Citibank, en Nueva York, deberían ser entregados a las víctimas estadounidenses de un atentado registrado en Beirut, capital libanesa, en 1983, del que Washington acusa a Irán.

La República Islámica de Irán rechazó toda implicación en dicho atentado y en cualquier otro incidente terrorista contra ciudadanos estadounidenses, y acusó a Washington de “robar” sus fondos. Además, presentó una demanda contra Estados Unidos ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ) por la confiscación de sus activos.

Irán, asimismo, consideró injusto y absurdo el fallo que dio en 2012 un tribunal estadounidense, según el cual, Irán debía compensar a las víctimas de los atentados de 11 de septiembre de 2001.

mep/ncl/rba

Commentarios