• Activistas llevan la bandera nacional de Palestina en Asunción, la capital de Paraguay.
Publicada: jueves, 6 de septiembre de 2018 7:19
Actualizada: jueves, 6 de septiembre de 2018 10:40

Palestina anuncia que abrirá “inmediatamente” su embajada en Paraguay, mientras que Israel cierra su sede diplomática en el país sudamericano.

“Siguiendo las instrucciones del presidente Mahmud Abás, Palestina decidió abrir inmediatamente la Embajada en la capital de Paraguay, Asunción, en reconocimiento de la posición del Gobierno de este país”, anunció el miércoles el ministro palestino de Asuntos Exteriores, Riad al-Maliki, citado por la agencia oficial Wafa.

El anuncio se produce en la misma jornada en que el nuevo presidente de Paraguay, Mario Abdo Benítez, decidió suspender el traslado de la embajada de su país de Tel Aviv a la ciudad ocupada de Al-Quds (Jerusalén).

La medida, sin embargo, desencadenó el enojo del régimen de Israel, que rápidamente convocó a su embajador y comunicó el cierre de su sede diplomática en el país sudamericano.

El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, también consideró “gravísimo” y “decepcionante” la decisión adoptada por el Gobierno paraguayo, la cual, a su juicio, “tensa las relaciones entre las dos partes.

Siguiendo las instrucciones del presidente Mahmud Abás, Palestina decidió abrir inmediatamente la Embajada en la capital de Paraguay, Asunción, en reconocimiento de la posición del Gobierno de este país”, anunció el miércoles el ministro palestino de Asunto Exteriores, Riad al-Maliki.

 

A su vez, las autoridades palestinas han agradecido a la Administración paraguaya por su compromiso con el derecho internacional y han resaltado que la inauguración de la embajada palestina en el país será “una señal de estima a la valiente posición del Gobierno” de Mario Abdo Benítez.

El traslado a Al-Quds de la sede diplomática paraguaya fue anunciado el pasado mayo durante los últimos días del mandato del expresidente Horacio Cartes, después de que Estados Unidos declarara la ciudad como la capital de Israel y movió allí su embajada desde Tel Aviv.

Estas medidas provocaron una serie de condenas internacionales y el aumento de las protestas en los territorios ocupados palestinos.

myd/rha/mkh

Comentarios