• El líder opositor israelí Isaac Herzog (izqrda.) y el primer ministro israelí, Benyamin Netanyahu.
Publicada: lunes, 7 de diciembre de 2015 8:26
Actualizada: lunes, 7 de diciembre de 2015 9:01

El líder opositor israelí Isaac Herzog informó el domingo de los esfuerzos que están realizando para reemplazar al actual primer ministro del régimen de Tel Aviv, Benyamin Netanyahu.

“Ahora estamos trabajando para reemplazarlo”, dijo Herzog desde la capital de Estados Unidos, Washington, aduciendo que el premier israelí carece de coraje y no es “insustituible”.

Ahora estamos trabajando para reemplazarlo”, confirmó el secretario del partido Laborista israelí, Isaac Herzog.

Lanzando duras críticas contra las políticas de Netanyahu tanto en el interior como en el exterior, negó la posibilidad de que su partido se alíe al actual gobierno de Tel Aviv.

Además, denunció que Netanyahu está al servicio de la derecha sionista y sus exigencias, y por ello hace caso omiso de las peticiones y necesidades del pueblo israelí en su conjunto.

Asentamientos ilegales israelíes en los territorios ocupados palestinos.

 

Advirtió, asimismo, de que las políticas de Netanyahu en relación con la construcción de asentamientos ilegales israelíes en los territorios ocupados palestinos están llevando a Israel a un callejón sin salida y tales medidas han provocado las protestas de incluso los amigos de Israel.

En referencia a la condena del secretario de Estado estadounidense, John Kerry, contra la sistemática construcción de viviendas ilegales israelíes, Herzog afirmó que EE.UU., como otros países del mundo, se siente frustrado por las erróneas medidas israelíes.

En un acto para calmar a la opinión pública ante los apoyos incondicionales de Washington a los crímenes del régimen israelí, Kerry advirtió el sábado de que los asentamientos y la demolición de viviendas palestinas son una amenaza para el proceso de paz entre palestinos e israelíes.

El secretario de Estado estadounidense, John Kerry.

 

El régimen de Israel, pese a la presión internacional, aprobó el pasado 22 de noviembre la construcción de cinco asentamientos ilegales en el desierto de Néguev, en el sur de los territorios palestinos ocupados. El 17 de noviembre ya había aprobado un proyecto para construir 450 viviendas ilegales en Al-Quds (Jerusalén).

Más de medio millón de israelíes viven en asentamientos ilegales erigidos desde la ocupación, en 1967, de los territorios palestinos en Cisjordania y Al-Quds, a pesar de que la Convención de Ginebra prohíbe y condena explícitamente construir en zonas ocupadas.

zss/nii/

Comentarios