• Vista general de asentamiento ilegal israelí Givat Zeev en la ocupada Cisjordania, 28 de octubre de 2021. (Foto: AFP)
Publicada: jueves, 18 de noviembre de 2021 18:24

Israel construirá más de 400 unidades habitacionales ilegales en el este de la ocupada ciudad de Al-Quds (Jerusalén), en clara violación del derecho internacional.

El Centro de Información Palestino (PIC, por sus siglas en inglés), citando a fuente israelíes, bajo condición de anonimato, ha informado este jueves que la compañía Shemini Properties construirá al menos 400 unidades de vivienda, así como varios comercios, en el asentamiento ilegal Nof Zion en la ocupada ciudad de Al-Quds.

Conforme al medio, la empresa ya ha comenzado el proyecto para expandir el asentamiento ilegal, que también incluirá hoteles y un centro comercial. “Las nuevas unidades de vivienda dan a las vistas más hermosas de Al-Quds, incluido el Monte de los Olivos y la Ciudad Vieja”, indica la compañía en sus carteles publicitarios.

La noticia sale a la luz en medio de las crecientes tensiones en los territorios ocupados por el aumento de las construcciones de asentamientos ilegales israelíes en los últimos meses, y el plan de desalojo de decenas de familias palestinas de sus hogares.

 

En concreto, el régimen de Tel Aviv anunció el pasado mes de octubre la construcción de 3000 nuevas viviendas en asentamientos de la ocupada Cisjordania y el este de Al-Quds, lo que provocó la condena inmediata de los palestinos, los activistas de derechos humanos y las organizaciones internacionales.

Las autoridades israelíes siguen la expansión de las colonias ilegales en los territorios ocupados palestinos, mientras que, conforme a la Resolución 2334, aprobada en 2016 por el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas (CSNU), tales asentamientos “carecen de validez legal”.

La mayoría de los países y organizaciones internacionales también considera ilegales los asentamientos que Israel ha construido y sigue levantando en los territorios ocupados desde la guerra de los Seis Días en 1967. No obstante, el régimen de Tel Aviv hace caso omiso a las denuncias de la comunidad internacional.

nkh/ctl/ftn/rba