• Dos niños palestinos cara a cara con soldados israelíes en la ciudad de Al-Jalil (Hebrón), en la ocupada Cisjordania.
Publicada: sábado, 24 de noviembre de 2018 17:00

Naciones Unidas ha denunciado una vez más el aumento significativo de las agresiones del régimen de Israel a los niños y centros escolares palestinos.

En un comunicado publicado este sábado, la Oficina para la Coordinación de Asuntos Humanitarios de Naciones Unidas (OCHA, por sus siglas en inglés) ha informado de que 63 niños palestinos resultaron heridos en los asaltos perpetrados por las fuerzas israelíes solo durante el periodo del 6 al 19 del corriente mes de noviembre.

Según el informe, la mayoría de los ataques se perpetraron en las ciudades de Al-Jalil (Hebrón), Beit Lahm (Bélen) y la aldea de Urif, en la ocupada Cisjordania; y en algunos casos participaron colonos israelíes.

La nota del organismo se ha referido en concreto a un asalto israelí en Urif, donde medio centenar de colonos, procedentes del asentamiento ilegal de Yitzhar, acompañados de fuerzas israelíes, irrumpieron en una escuela palestina, y dejaron once heridos: dos por munición real, tres por balas de goma.

 

Además de repudiar el incremento de los ataques del régimen de Israel a las escuelas, la OCHA también ha registrado un repunte de los asaltos contra los servicios de emergencia palestinos y edificios privados: once ataques según la ONU en un plazo de 15 días.

Estos hechos son comunes en los territorios ocupados palestinos, donde el régimen israelí destruye con frecuencia propiedades palestinas y causa graves daños a las infraestructuras, lo que a su vez dificulta aún más la vida de los palestinos.

Conforme a la organización pro derechos humanos, la demolición de escuelas está en línea con otras acciones israelíes como la demolición de casas y la negativa a otorgarles conexiones a servicios de agua y electricidad; y su objetivo es hacer que las comunidades palestinas sean inviables. 

myd/rba/nii/

Comentarios