• El presidente palestino, Mahmud Abás, en una rueda de prensa.
Publicada: viernes, 30 de marzo de 2018 23:30

Ante las atrocidades de Israel, el presidente palestino , Mahmud Abás, ha requerido a su observador permanente ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Riad Mansur, que inicie los procedimientos inmediatos y necesarios para solicitar protección internacional al pueblo de Palestina.

En cumplimiento a las instrucciones del presidente de la Autoridad Nacional Palestina (ANP), la Misión Permanente palestina ha acudido al Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (CSNU) para que este cumpla con sus responsabilidades y brinde protección al pueblo palestino frente a la “brutalidad del ejército israelí”, ha informado Mansur a la agencia de noticias palestina WAFA.

El diplomático palestino ha insistido en la brutalidad con que las fuerzas israelíes reprimieron las protestas del Día de la Tierra o la Gran Marcha del Retorno en la Franja de Gaza, a consecuencia de la cual 16 palestinos perdieron la vida, cifra que podría ir en aumento por el elevado número de heridos, es decir más de 1400.

Las fuerzas de guerra israelíes habían desplegado refuerzos, tanques y francotiradores en la línea de separación para evitar que las manifestaciones llegasen a los territorios palestinos ocupados. Cientos de soldados y francotiradores israelíes habían recibido permiso de abrir fuego y matar civiles, ya antes de que comenzaran las protestas. 

Israel es completamente responsable de toda la agresión en Gaza hoy y es totalmente responsable de la muerte de los palestinos”, ha denunciado el presidente palestino, Mahmud Abás.

 

“Israel es completamente responsable de toda la agresión en Gaza hoy y es totalmente responsable de la muerte de los palestinos”, ha denunciado el mandatario palestino.

El CSNU se ha reunido este viernes para analizar el estallido de violencia en Gaza. La reunión, que fue solicitada por Kuwait, se realiza a puertas cerradas, ha precisado una fuente diplomática a la agencia de noticias AFP, bajo la condición del anonimato.

La tensión en los territorios palestinos empezó a escalar cuando la Administración estadounidense proclamó la ciudad palestina de Al-Quds (Jerusalén) como la capital del régimen israelí y anunció que trasladaría allí su embajada. El jueves, el Movimiento de Resistencia Islámica de Palestina (HAMAS) aseguró, antes de la Gran Marcha del Retorno, que el pueblo de Palestina no teme las amenazas del régimen israelí.

aaf/ctl/mjs

Comentarios