• Miembros del brazo armado de HAMAS, las Brigadas Ezzedin Al-Qassam, en un desfile en Gaza, 20 de julio de 2017.
Publicada: domingo, 18 de marzo de 2018 19:27
Actualizada: lunes, 19 de marzo de 2018 3:15

El Movimiento de Resistencia Islámica de Palestina (HAMAS) ha condenado las violentas ofensivas aéreas del régimen de Israel contra la asediada Franja de Gaza y las ha considerado un plan fracasado para detener los intentos para romper el asedio a este enclave costero.

“La persistente campaña de ataques aéreos de Israel contra Gaza y la Resistencia palestina es un intento por solapar sus derrotas, atemorizar al pueblo palestino y detener las manifestaciones que se realizan para levantar el asedio a esta zona”, ha denunciado este domingo el portavoz de HAMAS, Fawzi Barhum.

Los cazas del régimen de Israel llevaron a cabo el sábado nuevos bombardeos contra el sur de la Franja de Gaza después de que las fuerzas de guerra israelíes atacaran ese mismo día una posición de HAMAS en la parte oriental del enclave costero.

El portavoz palestino, no obstante, ha responsabilizado a Tel Aviv de las consecuencias de este ataque, mientras ha resaltado que Israel no podrá alcanzar sus objetivos suscitando tensión en la región.

La persistente campaña de ataques aéreos de Israel contra Gaza y la Resistencia palestina es un intento por solapar sus derrotas, atemorizar al pueblo palestino y detener las manifestaciones que se realizan para levantar el asedio a esta zona”, ha denunciado este domingo el portavoz de HAMAS, Fawzi Barhum.

 

“El enemigo está bien equivocado si piensa que con estas ofensivas puede lograr su objetivos y quebrar la voluntad del pueblo palestino”, ha agregado Fawzi.

El ejército israelí lanza, con frecuencia, ataques contra la Franja de Gaza con todo tipo de pretextos, el más habitual de los cuales es el lanzamiento de misiles desde el enclave costero contra los territorios palestinos ocupados por Israel.

Las agresiones de Israel se producen en un momento de máxima tensión en los territorios palestinos después de que Estados Unidos reconociera a la ocupada ciudad de Al-Quds (Jerusalén) como la capital del régimen israelí.

myd/anz/snr/rba

Comentarios