• Represión israelí deja 4 palestinos muertos y cientos de heridos
Publicada: viernes, 15 de diciembre de 2017 11:57
Actualizada: viernes, 15 de diciembre de 2017 19:32

Cuatro palestinos mueren y cientos más resultan heridos por soldados israelíes en las protestas contra la declaración de Trump sobre Al-Quds (Jerusalén).

Los palestinos han salido este viernes una vez más a las calles de Al-Quds, el resto de la ocupada Cisjordania y la Franja de Gaza para denunciar el anuncio sobre su ciudad del presidente de EE.UU., Donald Trump.

El Ministerio de Salud palestino ha informado de la muerte de dos manifestantes en la Franja de Gaza (suroeste) y Cisjordania (este de Palestina), mientras 367 más han resultado heridos en diferentes puntos de los territorios ocupados.

Las fuerzas de guerra del régimen israelí (IDF, en inglés) han disparado gases lacrimógenos y balas de goma para dispersar a quienes mostraban su indignación en distintas zonas de Cisjordania, lo que ha provocado escaramuzas, al responder los manifestantes arrojando piedras.

El ejército israelí ha desplegado fuerzas en Al-Quds y en particular en su casco antiguo, que alberga la Explanada de las Mezquitas, donde están la Cúpula de la Roca y la Mezquita Al-Aqsa, dos de los santuarios más importantes del Islam. Es también un lugar venerado por los judíos.

Los manifestantes han denunciado que la medida de Trump podría allanar el camino de la judaización de la ciudad y la atenuación de su carácter islámico.

 

El régimen israelí ocupó la Explanada de las Mezquitas y los territorios palestinos en la guerra de los Seis Días (1967) y, según los analistas, trata de reconstruir el Templo de Salomón, del que se afirma que alguna vez estuvo en el lugar donde actualmente se encuentra la Explanada, lugar al que los israelíes dan el nombre de “Monte del Templo”.

Los analistas creen que las autoridades israelíes tratarán de emprender la destrucción de la Mezquita de Al-Aqsa en los próximos años, si pueden restar importancia a la cuestión palestina para la opinión mundial. En 2015, el primer ministro de Israel, Benyamin Netanyahu, afirmó que Israel es capaz de demoler Al-Aqsa.

Según los expertos, el sionismo ha expuesto claramente los objetivos prioritarios de su estrategia: adquirir más tierras ajenas y colonizar nuevas zonas de Palestina.

alg/mla/msm/hnb

Commentarios