• Imagen de una de las pruebas nucleares llevadas a cabo por Estados Unidos, 1 de marzo de 1954.
Publicada: viernes, 9 de diciembre de 2016 2:51
Actualizada: viernes, 9 de diciembre de 2016 3:28

Documentos desclasificados el jueves confirman que el régimen israelí llevó a cabo un ensayo nuclear en 1979 con la ayuda de Sudáfrica.

Documentos publicados en la página Web del National Security Archive de la Universidad George Washington muestran que la Agencia Central de Inteligencia de Estados Unidos (CIA, por sus siglas en inglés) sabía que el régimen de Tel Aviv, con la cooperación del Gobierno del apartheid en Sudáfrica, llevó a cabo un ensayo nuclear en las aguas del sur del océano Atlántico en 1979.

El 22 de septiembre de 1979, uno de los satélites del Proyecto Vela de Estados Unidos, diseñados especialmente para monitorear actividades nucleares como ensayos atómicos, detectó en el sur del océano Atlántico un “doble flash” (señal característica de una prueba de armas nucleares) que se cree que fue originado por un ensayo nuclear.

Tras este incidente, hubo un gran debate en el seno del Gobierno y los organismos de inteligencia de Estados Unidos. Parte de ellos estaban convencidos de que el "doble flash" era evidencia de una prueba nuclear, probablemente llevada a cabo por el régimen de Israel, mientras otros creían que se trató de un fenómeno natural o un error de los satélites.

El expresidente estadounidense John F. Kennedy visita el laboratorio donde se desarrolló uno de los satélites del Proyecto Vela, 7 de diciembre de 1962.

 

Hasta este jueves no existía ninguna prueba que evidenciara que se trató de un ensayo nuclear israelí, no obstante, los documentos publicados ponen de relieve que efectivamente fue así y que el Gobierno estadounidense prefirió ignorar las pruebas y reunir a un grupo de investigadores que descartasen lo ocurrido.

Según los documentos, la Casa Blanca ignoró las evidencias presentadas por diferentes investigaciones y por la CIA y prefirió no calificarlo como una prueba nuclear “por consideraciones políticas”, es decir, para no tener que castigar al régimen de Tel Aviv por haber violado el Tratado de prohibición parcial de ensayos nucleares (TPPEN), firmado el 5 de agosto de 1963.

En aquel momento Israel y el Gobierno sudafricano tenían estrechos vínculos en el tema nuclear y documentos secretos sudafricanos muestran que el régimen de Tel Aviv hasta le ofreció a Sudáfrica venderle armas nucleares.

hgn/ctl/myd/mrk

Commentarios