• El líder musulmán nigeriano el sheij Ibrahim al-Zakzaky y su esposa en un hospital en La India.
Publicada: lunes, 19 de agosto de 2019 17:21
Actualizada: lunes, 19 de agosto de 2019 18:36

Tras su regreso de La India, el líder musulmán Ibrahim al-Zakzaky ha sido trasladado a un lugar desconocido, denuncia el Movimiento Islámico de Nigeria.

Mediante un comunicado emitido este lunes, Ibrahim Musa, un portavoz del Movimiento Islámico de Nigeria (IMN, por sus siglas en inglés), ha censurado el traslado del líder musulmán el sheij Ibrahim al-Zakzaky a un sitio desconocido por parte de las fuerzas de seguridad del país.

Musa ha puesto de manifiesto la preocupación de los simpatizantes de Al-Zakzaky después del retorno del destacado clérigo de La India, adonde viajó bajo condiciones y fianzas para recibir tratamiento médico.

“Cuando Al-Zakzaky y su esposa llegaron al aeropuerto de Abuya (la capital de Nigeria), las fuerzas de seguridad les llevaron a un sitio desconocido sin permitirles acceso a los medios de comunicación, que habían esperado varias horas en el aeródromo”, ha repudiado el vocero.

El portavoz del IMN ha pedido en la nota al Gobierno nigeriano que revele el paradero del líder musulmán.

Cuando Al-Zakzaky y su esposa llegaron al aeropuerto de Abuya (la capital de Nigeria), las fuerzas de seguridad les llevaron a un sitio desconocido sin permitirles acceso a los medios de comunicación, que habían esperado varias horas en el aeródromo”, ha repudiado Ibrahim Musa, un portavoz del Movimiento Islámico de Nigeria (IMN, por sus siglas en inglés).

 

En un mensaje grabado en vídeo, difundido el jueves, el clérigo nigeriano indicó que las autoridades del país africano habían dado a la parte india datos incorrectos sobre su estado de salud, un hecho que provocó una total desorganización a la hora de brindarle atención médica adecuada.

Al-Zakzaky y su esposa fueron detenidos en diciembre de 2015, tras una violenta redada policial en su residencia en la ciudad norteña de Zaria, en el estado de Kaduna. Durante el brutal arresto, tres de sus hijos perdieron la vida, su esposa sufrió heridas graves y más de 300 de sus seguidores fueron asesinados.

En una carta abierta publicada a mediados de este mes de agosto por los medios, 184 médicos de siete países (Irán, La India, El Líbano, Siria, Paquistán, Afganistán e Irak) expresaron su preocupación por el precario estado de salud del prominente clérigo musulmán, quien ha perdido por completo la visión del ojo izquierdo, mientras el derecho sufre graves problemas, entre ellos glaucoma y degeneración macular asociada a la edad, que podrían llevarle a la ceguera completa.

LEER MÁS: Hijo de Al-Zakzaky: No hay opciones para salvar la vida de mi padre

Han denunciado, además, que el líder musulmán tiene síntomas de envenenamiento por metales pesados, en concreto, se ha detectado en su sangre niveles altos de plomo y cadmio.

mnz/ctl/mjs

Comentarios