• Un avión no tripulado de EE.UU.
Publicada: domingo, 18 de octubre de 2015 3:05

La organización iraquí Badr ha solicitado explicaciones a Washington por la presencia de un dron estadounidense en las zonas lejos del campo de batalla, donde Bagdad lucha con terroristas de EIIL.

De acuerdo con las fuentes locales, el avión no tripulado (dron) estadounidense se ha estrellado este sábado en la provincia de Wasit (sureste) cuyo resto ha caído en las manos de las fuerzas de seguridad iraquíes.

El grupo terrorista EIIL (Daesh, en árabe) se encuentra en las provincias occidentales y norteñas de Irak, y no en las zonas centrales y sureñas”, ha ironizado el jefe de la organización Badr, Qasem al-Arayi.

Hasta el momento, los gobiernos de Bagdad y Washington no han reaccionado al respecto, sin embargo, el jefe de la organización Badr, Qasem al-Arayi, ha criticado en un comunicado este acto del país norteamericano.

Qasem al-Arayi, jefe de la organización iraquí Badr.

 

Al-arayi ha advertido sobre el peligro de la amplia presencia militar estadounidense en las regiones orientales y sureñas de Irak, y ha pedido al Ejecutivo de su país que adopte una medida urgente para evitar la repetición de tales acciones.

Las fuentes han señalado que el citado dron se estrelló en la ciudad de Kut, en la provincia de Wasit, mientras que portaba misiles.

“El grupo terrorista EIIL (Daesh, en árabe) se encuentra en las provincias occidentales y norteñas de Irak, y no en las zonas centrales y sureñas”, ha ironizado el funcionario iraquí.

Asimismo tras exigir a EE.UU. explicaciones que argumente sus motivos de hacer volar un avión no tripulado en las regiones donde no tiene presencia la banda takfirí, ha enfatizado que el vuelo de ese dron en la provincia Wasit, donde se establece la seguridad, no tiene justificaciones.

EE.UU. inició el pasado 8 de agosto sus bombardeos en Irak, so pretexto de combatir a Daesh, y el 23 de septiembre amplió su campaña a Siria, en el marco de una coalición en la que participan varios de sus aliados regionales y occidentales.

Sin embargo, Irak, que siempre ha hecho hincapié en la necesidad de ayuda internacional para acabar con Daesh, recientemente ha manifestado que ve con buenos ojos que Rusia lleve a cabo operaciones aéreas contra la banda takfirí en su suelo.

Rusia, independientemente de que pueda colaborar o no con EE.UU., ha creado recientemente en Bagdad (capital iraquí) un centro de coordinación de la lucha contra EIIL junto a Irán, Siria e Irak.

El Pentágono se mostró sorprendido y preocupado ante la medida y agregó que no va a compartir la información que recopila con Siria, Rusia e Irán.

El presidente ruso, Vladimir Putin, llamó a todos los países que estén dispuestos a combatir el terrorismo que se sumen a esa coalición, un día antes de que Moscú iniciara sus incursiones aéreas contra Daesh en Siria.

fdd/ktg/nal