• Un militar de EE.UU. en la embajada estadounidense en Bagdad, capital de Irak, 3 de enero de 2020. (Foto: AFP)
Publicada: martes, 28 de enero de 2020 11:02

Fuerzas populares denuncian que Estados Unidos escenifica ataques a su embajada en Irak para luego acusar de la agresión a los grupos de la Resistencia.

Varios cohetes alcanzaron el domingo las inmediaciones de la embajada de EE.UU. en la Zona Verde en Bagdad, la capital iraquí. Pese a que ningún grupo o individuo ha reivindicado la autoría del ataque, Washington ha acusado a las Unidades de Movilización Popular de Irak (Al-Hashad Al-Shabi, en árabe) del mismo.

En reacción, Mahmud al-Rubaye, portavoz de Asaib Ahl Al-Haq —que forma parte de Al-Hashad Al-Shabi— calificó el lunes de “infundadas” las acusaciones de EE.UU., y señaló que Washington escenifica ataques a su misión diplomática para después acusar a los grupos de la Resistencia iraquíes.

Estados Unidos bien sabe quién golpeó su embajada y sus acusaciones contra los grupos de la Resistencia iraquíes forman parte de su campaña mediática”, lamentó, en declaraciones recogidas por la agencia iraquí de noticias Almaalomah.

A pesar de que las tropas extranjeras, prosiguió, han atacado en varias ocasiones a los grupos de la Resistencia, estas fuerzas han respetado la soberanía de Irak y no han respondido a las violaciones de Estados Unidos.

 

Tras referirse a las recientes movilizaciones realizadas en Bagdad y otras ciudades de Irak para exigir la salida de las tropas estadounidenses del territorio iraquí, el vocero de Asaib Ahl Al-Haq insistió en que tales protestas reflejan el rechazo popular a la presencia militar de EE.UU. en el país árabe.

Las marchas se produjeron en respuesta a la ofensiva aérea del pasado 3 de enero en Bagdad que acabó con la vida del comandante de la Fuerza Quds del Cuerpo de Guardianes de la Revolución Islámica (CGRI) de Irán, el teniente general Qasem Soleimani, del subcomandante de Al-Hashad Al-Shabi, Abu Mahdi al-Muhandis, y de otros militares.

 

Presencia militar de EEUU en sureste de Siria sirve a Israel

De igual modo, en otra parte de sus afirmaciones, Al-Rubaye criticó las provocaciones de EE.UU. en la región del oeste de Asia, entre ellas su rechazo a sacar a sus tropas de Siria.

Al respecto, el vocero iraquí advirtió que el plan de Estados Unidos de controlar la región de Al-Tanf, ubicada en el triángulo fronterizo iraquí-sirio-jordano, se produce en línea con los intereses del régimen de Israel.

En un intento por impedir la materialización de la pesadilla de una Siria sin EE.UU., Israel pidió en octubre pasado la permanencia de tropas estadounidenses en Al-Tanf, afirmando que la presencia militar norteamericana en la base siria es de “primordial importancia” para impedir lo que llama la influencia de Irán.

Entre tanto, el Gobierno de Siria denuncia que EE.UU. se encuentra en suelo sirio sin el consentimiento de Damasco, lo que significa un atentado a la integridad territorial del país árabe. Por tanto, asegura que pondrá fin a la presencia ilegal de Washington.

fmk/rha/msf

Comentarios