• Las fuerzas de EE.UU. en el pueblo de Abu Ghaddur, en el este de Tal Afar, Irak.
Publicada: miércoles, 2 de enero de 2019 10:50
Actualizada: miércoles, 2 de enero de 2019 12:39

Tras la visita del presidente Donald Trump a una base en Irak, ahora el Parlamento del país árabe quiere realizar cambios en los acuerdos militares.

Walid al-Sahlani, miembro de la alianza Al-Fath, ha dicho este miércoles que el Parlamento de Irak reconsiderará los artículos del acuerdo estratégico firmado en 2008 con EE.UU., en particular tras la derrota del grupo terrorista EIIL (Daesh, en árabe) en su país.

En declaraciones a la página web libanesa Al Ahd News, el parlamentario iraquí ha enfatizado que el ente legislativo tiene como objetivo considerar el 2019 “año de la soberanía de Irak” y tomar medidas sobre la retirada de las fuerzas estadounidenses en el país árabe.

Al-Sahlani también ha subrayado que mientras las fuerzas de seguridad iraquíes han derrotado a los terroristas en diferentes partes del país, ahora es el tiempo adecuado para revisar dicho pacto, que es sobre los términos de la retirada de las fuerzas estadounidenses de Irak.

 

El pasado diciembre, el presidente estadounidense, Donald Trump, realizó una visita sorpresa a Irak, la cual suscitó protestas en el país árabe y fue condenada por los parlamentarios iraquíes.

En un discurso pronunciado ante uniformados de EE.UU. en el aeródromo de Ain al-Asad (oeste de Irak), el inquilino de la Casa Blanca dijo que su país “se quedará en Irak” y que ello le permitirá a Washington actuar en Siria si fuera necesario.

El país norteamericano tiene estacionados en Irak a 5000 soldados. Según fuentes militares norteamericanas, el Departamento de Defensa de EE.UU. (el Pentágono), además, está considerando establecer, cerca de la frontera sirio-iraquí, un comando que pueda ingresar en el territorio sirio en cualquier momento para llevar a cabo misiones especiales.

La presencia de tropas estadounidenses en Irak ha recibido críticas y condenas de diversos grupos políticos. Estos acusan a Washington de crear grupos insurgentes y extremistas y de ahogar al país árabe en el caos tras la invasión del 2003. De hecho, Irak se opone a la presencia permanente de fuerzas de dicha coalición foránea, encabezada por EE.UU. 

ftn/ktg/mkh/alg

Comentarios