• Vista general de la ciudad de Hillah (capital de Babilonia), situada en el centro de Irak.
Publicada: martes, 3 de julio de 2018 9:13
Actualizada: martes, 3 de julio de 2018 10:24

El Consejo de la Gobernación de Babilonia (Irak) ha alertado de la venta de casas y tierras en los barrios antiguos de esta región a los judíos vinculados a Israel.

Ahlam al-Rashid, jefe del Comité Legal en este consejo, ha advertido este martes que hace unos años algunas personas relacionadas con ciertas organizaciones israelíes están intentando comprar casas y tierras en los barrios antiguos de Hillah (capital de Babilonia).

Al-Rashid ha explicado que las personas en cuestión proponen altos precios para apoderarse de casas y tierras de ciudadanos iraquíes de esta región, donde una vez en la historia habían residido los judíos. Según el funcionario iraquí, estos movimientos para dominar esta zona se parecen a lo ocurrido con Palestina.

También ha detallado que la compra y venta de casas, incluidas las deterioradas, se están haciendo de manera secreta desde 2003 con estas personas presentándose como afiliadas de entes civiles, pero de hecho están trabajando para organizaciones israelíes.

 

Los medios locales también abordaron el tema, advirtiendo de los planes a largo plazo de los israelíes para penetrar en las sociedades árabes y apoderarse de sus tierras y para materializar sus objetivos usan el dinero, proponiéndoles a los ciudadanos altos precios.

A finales del año 2014, algunos políticos iraquíes advirtieron de los intentos del régimen de Tel Aviv para comprar tierras, viviendas y propiedades de los iraquíes de la ciudad norteña de Mosul, después de que ésta quedó bajo el control del grupo terrorista EIIL (Daesh, en árabe).

También las fuentes locales informaron en el mismo año que los empresarios israelíes están comprando propiedades pertenecientes a las minorías desplazadas en otras zonas bajo control de la banda terrorista takfirí de Daesh con el propósito de preparar el terreno para el alojamiento de unos dos mil judíos allá.

El régimen de Tel Aviv también pretendía aprovechar del caos creado por el referéndum separatista de la región semiautónoma del Kurdistán iraquí, pues apoyó la consulta ‘ilegal’ para que se independice del país árabe y después la colonice con 200 000 judíos.

zss/rha/mkh

Comentarios