• El presidente del Parlamento catalán, Roger Torrent, durante el pleno de la Cámara del 21 de julio de 2020.
Publicada: martes, 28 de julio de 2020 9:59
Actualizada: miércoles, 29 de julio de 2020 4:19

Dirigentes catalanes llevan ante instancias internacionales el “espionaje político” del que dicen haber sido víctimas mediante el “spyware” israelí Pegasus.

El presidente del Parlamento de Cataluña, Roger Torrent, y Ernest Maragall, diputado autonómico de Esquerra Republicana de Catalunya (ERC), han puesto en conocimiento del relator de la Organización de la Naciones Unidas (ONU) sobre libertad de expresión, David Kaye; la comisaria por los Derechos Humanos del Consejo de Europa (CE), Dunja Mijatovic, y de Amnistía Internacional (AI) el caso de “espionaje político” del que afirman haber sido objetivo mediante el “spyware” israelí Pegasus, con pinchazos telefónicos a sus móviles.

Ambos líderes independentistas han enviado cartas a instancias internacionales en las que ponen de manifiesto que “el espionaje a ciudadanos y representantes políticos constituye una agresión inaceptable a los derechos fundamentales”.

En sus misivas, critican que el mero hecho de que las instituciones del Estado español puedan pasar por alto estos hechos, sin tomar medidas oportunas, lo que les ha obligado a emplear todos los medios de los disponen “para impedir que este tipo de prácticas resulten impunes”.

Torrent advierte a la comisaria Mijatovic de que “habría podido ser espiada”, ya que los dos mantuvieron una reunión en Estrasburgo el 14 de mayo de 2019. “Dado que es posible que haya sido una de las personas espiadas a través de mi dispositivo, le pido amablemente que evalúe la información más reciente y que realice todas las medidas que considere apropiadas para aclarar este asunto”, le ha trasladado a su instructora.

El máximo representante del Legislativo catalán ha instado a la ONU, el CE y AI que exijan explicaciones al Gobierno español para que rinda cuentas y abra una investigación al respecto.

Por su parte, Maragall ha recordado que tanto el relator de la ONU como AI han denunciado “reiteradas veces el uso abusivo e ilegal de Pegasus en diversos países como México, Marruecos o Arabia Saudí contra periodistas, activistas y políticos”.

Las reclamaciones de los dirigentes independentistas catalanes se producen luego de que la directora de Política Pública de WhatsApp en Europa y Asia, Niamh Sweeney, remetió el pasado sábado una carta a Torrent, confirmándole que su teléfono había sido blanco de una tentativa de intrusión fraudulenta.

“La cuenta de WhatsApp del Sr. Torrent […] fue objetivo de un intento de acceso no autorizado a datos y comunicaciones en el dispositivo”, recoge la misiva enviada al dirigente independentista, segunda autoridad de la región autonómica de Cataluña, tras el presidente de la Generalitat, Quim Torra. “Los atacantes intentaron inyectar un código malicioso en la aplicación de WhatsApp del Sr. Torrent”, añade.

El ministro del Interior del Gobierno de coalición, Fernando Grande-Marlaska, indicó la semana pasada en el Congreso de los Diputados que ni el Ejecutivo ni el Centro Nacional de Inteligencia (CNI) habían ejecutado tal ataque.

krd/ctl/mjs/msf