• Fernández: Sánchez trata de dividir al independentismo catalán
Publicada: viernes, 11 de enero de 2019 17:35
Actualizada: viernes, 11 de enero de 2019 19:08

Un sector del independentismo catalán se ha radicalizado y no quiere ni hacer concesiones ni negociar con el Gobierno central español, señala un analista.

Según ha opinado este viernes el analista político Armando Fernández Steinko desde Madrid (capital de España) en una entrevista con HispanTV, actualmente hay dos sectores dentro del independentismo de Cataluña, en el noreste de España.

El primero es un sector que se ve imposible mantener la tensión frente a la Administración central española y el otro tiene la intención de radicalizar, sin ningún tipo de concesión ni de negociación con Madrid.

“Unos son más pragmáticos y consideran que hay que iniciar un proceso de acumulación de fuerzas que lleve a la propuesta de un nuevo referéndum (…) y el otro sector, el más fundamentalista (…), que plantea la necesidad y la propiedad de tensionar al máximo la cuestión catalana hasta el punto de incluso favorecer que gane la derecha en Madrid para generar una situación de tensión que, ellos calculan, les puede resultar favorable”, ha explicado Fernández.

Unos son más pragmáticos y consideran que hay que iniciar un proceso de acumulación de fuerzas que lleve a la propuesta de un nuevo referéndum (…) y el otro sector, el más fundamentalista (…), que plantea la necesidad y la propiedad de tensionar al máximo la cuestión catalana hasta el punto de incluso favorecer que gane la derecha en Madrid para generar una situación de tensión que, ellos calculan, les puede resultar favorable”, ha explicado el analista político Armando Fernández Steinko sobre la situación actual del independentismo de Cataluña (noreste de España).

 

Desde el punto de vista del experto, el presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, “entiende perfectamente esta situación” y está tratando de dividir al independentismo, aislarlo y hacerlo retroceder con medidas sociales.

Sobre los llamados a volver a intervenir la autonomía catalana, el investigador considera que son “un capote que la derecha españolista le está lanzando” al destituido presidente regional Carles Puigdemont, a cuya corriente le interesa “tensionar la cuerda” nacionalista, por pensar que así obtendrá más votos.

Finalmente, el especialista ha indicado que los catalanes que prefieren reducir las tensiones pretenden dar forma a un proyecto común entre independentistas y republicanos, a lo que también aspira Sánchez, aunque en tal proyecto no participen todos las independentistas.

Tras el referendum de autodeterminación de octubre de 2017, las relaciones entre Madrid y el independentismo catalán se han deteriorado aún más, sobre todo por el encarcelamiento de algunos líderes independentistas a los que la Justicia española acusa de los delitos de rebelión, sedición y malversación de fondos públicos.

Fuente: HispanTV Noticias

fmd/mla/tmv/alg

Comentarios