• La planta nuclear de Bushehr, en el sur de Irán
Publicada: martes, 10 de marzo de 2015 14:31

Davud Mohamadnia, un miembro de la delegación negociadora nuclear iraní, ha subrayado que la prioridad de Irán en los diálogos con el Grupo 5+1 es que el caso nuclear del país persa salga de la agenda del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (CSNU).

“Si se elimina el capítulo 7 de la Carta de las Naciones Unidas y el Consejo de Seguridad deja de intervenir en el caso nuclear persa, se puede decir que las conversaciones han tenido buenos resultados”, ha opinado este martes Mohamadnia.

El también asesor jurídico de la Cancillería iraní ha señalado que el presidente de Irán, Hasan Rohani, insiste en que “el levantamiento de las sanciones antiraníes del CSNU, ninguna de las cuales es económica, es nuestra prioridad”.

Mohamadnia ha asegurado, asimismo, que si se alcanza este objetivo, se allanará el camino para el uso pacífico de la energía nuclear y la realización de más investigaciones en el área nuclear.

Además, se ha declarado optimista sobre un acuerdo integral entre Teherán y el Grupo 5+1 (EE.UU., el Reino Unido, Francia, Rusia y China, más Alemania) y ha asegurado que un posible pacto definitivo contemplará el levantamiento total de las sanciones, así como la continuidad de las actividades nucleares en la instalación de Fordo (ubicada cerca de la ciudad de Qom, al sur de Teherán, capital) y el reactor de agua pesada de Arak (centro de Irán).

Tras años de intentos por parte de Estados Unidos y el régimen israelí para convencer a la Unión Europea (UE) de que se pusiera de su parte, el caso iraní fue finalmente remitido al Consejo de Seguridad el 8 de marzo de 2006.

Ambas partes plantean sospechas sobre la naturaleza pacífica de las actividades nucleares iraníes, pese a que Estados Unidos es el único país que ha empleado bombas atómicas (1945) y el régimen israelí es el único que posee ojivas nucleares en Oriente Medio y sigue rechazando el Tratado de No Proliferación (TNP).

El 7 de enero de 2008, el entonces embajador de Irán ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Mohamad Jazai, reclamó que el CSNU deje de intervenir en el programa de energía nuclear de Irán y que devuelva este expediente a la Agencia Internacional de Energía Atómica (AIEA).

La AIEA, tras realizar numerosas inspecciones a instalaciones nucleares iraníes, ha emitido varios informes en los que ratifica que no existe desviación alguna en el programa de energía nuclear persa.

kaa/anz/rba