• El secretario general del Movimiento de Resistencia Islámica de El Líbano, Seyed Hasan Nasrolá, durante un discurso televisado. 24 de mayo de 2015
Publicada: domingo, 24 de mayo de 2015 18:39
Actualizada: lunes, 25 de mayo de 2015 2:26

El secretario general de Hezbolá, Seyed Hasan Nasrolá, ha asegurado que el éxito de la Resistencia en expulsar al régimen israelí del sur de El Líbano desde hace 15 años es una victoria para toda la comunidad islámica.

Si no fuera por la resistencia de Hezbolá, el régimen israelí podría haber ocupado todo El Líbano (…) Hezbolá, para lograr esta victoria, no se sentó a esperar el apoyo de la Liga Árabe (LA) o la comunidad internacional (…) Irán y Siria nos apoyaron, ha asegurado el secretario general de Hezbolá, Seyed Hasan Nasrolá.

Si no fuera por la resistencia de Hezbolá, el régimen israelí podría haber ocupado todo El Líbano (…) Hezbolá, para lograr esta victoria, no se sentó a esperar el apoyo de la Liga Árabe (LA) o la comunidad internacional (…) Irán y Siria nos apoyaron”, ha asegurado, para luego rendir homenaje a los mártires libaneses que sacrificaron sus vidas para conseguir la victoria del movimiento islámico.

Nasrolá ha hecho estas declaraciones durante un discurso televisado por el canal libanés Al-Manar, en la ciudad sureña de Nabatiya, con motivo del 15 aniversario de la liberación del sur de El Líbano de la ocupación del régimen israelí, que duró 18 años.

Si se hubiera impedido el avance de los takfiríes en Siria, hoy no seríamos testigos de los incidentes en Irak; todos aquellos que se mantuvieron en silencio ante el avance de Daesh en Siria, son responsables de la situación actual de Irak, ha recalcado Nasrolá.

Por otro lado, ha equiparado al régimen israelí con el grupo terrorista del EIIL (Daesh, en árabe), al advertir de la amenaza que supone este grupo para la seguridad de toda la región.

Estamos ante una amenaza que no aguanta ningún otro pensamiento, los takfiríes salvajes matan a cualquiera que no acepte su pensamiento extremista, no cesan de derramar sangre y decapitar a inocentes, saquean todo y destruyen las huellas de la civilización humana”, ha advertido el máximo líder de Hezbolá.

Según el líder de este movimiento, “si se hubiera impedido el avance de los takfiríes en Siria, hoy no seríamos testigos de los incidentes en Irak; todos aquellos que se mantuvieron en silencio ante el avance de Daesh en Siria, son responsables de la situación actual de Irak”, ha indicado.

Un desfile militar de los combatientes de Hezbolá en El Líbano

 

Refiriéndose a los combates de Hezbolá contra los terroristas cerca de las fronteras con Siria, ha subrayado que “es falso decir que la guerra contra los grupos takfiríes en la frontera libanesa es la de Hezbolá; es la de todo el Estado libanés, y la nación tiene responsabilidad al respecto”.

Nasrolá ha asegurado que seguirá luchando con el Ejército sirio en Al-Qalamoun (oeste de Siria) hasta que haya seguridad en la frontera sirio-libanesa.

Juro por Dios que la Resistencia nunca ha estado así preparada para luchar. Si nosotros y todos los Ejércitos regionales confiamos en Dios y pedimos ayuda a los verdaderos amigos frustraremos el plan takfirí” contra las naciones, ha remarcado.

Agresión saudí contra Yemen

En otra parte de sus declaraciones, el secretario general de Hezbolá ha exigido, asimismo, el fin de la agresión saudí contra Yemen, iniciada el pasado  26 de marzo sin el aval de las Naciones Unidas, pero con la luz verde de EE.UU.

En este contexto, al poner de relieve que la unidad nacional es la única solución a la crisis yemení., ha precisado que Riad debe facilitar un diálogo entre partes. 

Ciudadanos yemeníes escapan en busca de amparo tras un bombardeo saudí en Saná, capital de Yemen

 

Como consecuencia de las ofensivas del régimen saudí contra la nación yemení unas 4000 personas han perdido la vida y más de 6000 han resultado heridas.

La liberación de Mosul

En alusión a la ocupación de Mosul (norte de Irak) por los terroristas, ha señalado que para expulsar a los takfiríes, los iraquíes no deben confiar en el apoyo de Estados Unidos, ya que los miembros de Daesh se movilizan en Siria e Irak bajo su control.

Convoy de terroristas de Daesh circula por las calles de Mosul, Irak

 

El EIIL, con miles de integrantes árabes y occidentales, comete diversos crímenes de lesa humanidad, en zonas bajo su control en Siria e Irak, entre ellos ejecuciones sumarias, secuestros masivos y genocidio contra todos los grupos étnicos y religiosos, incluidos chiíes, suníes, kurdos y cristianos.

Recordemos que Hezbolá se fundó en 1985, tras la invasión y ocupación del régimen israelí del sur de El Líbano en 1982.

Desde entonces, Hezbolá desempeñó un rol relevante en la región al fortalecer su poderío tanto militar como político. Este movimiento fue un elemento vital en el fracaso de varios de los ataques del régimen de Tel Aviv contra El Líbano, en particular durante el 2000.

mjs/ybm/hnb

Comentarios