• Los tanques del Ejército egipcio en una operación contra los terroristas de Daesh en la península del Sinaí, noroeste de Egipto.
Publicada: miércoles, 7 de marzo de 2018 16:27
Actualizada: jueves, 8 de marzo de 2018 3:09

Las operaciones cibernéticas del Ejército de Egipto contra el grupo terrorista EIIL (Daesh, en árabe) en la península del Sinaí han causado perturbaciones a gran escala en los aparatos electrónicos de telecomunicación israelíes y, en particular, en sus teléfonos celulares.

Según informan este miércoles medios israelíes citando fuentes de las fuerzas de guerras del régimen de Tel Aviv, la ciberguerra lanzada por Egipto en el norte de la península del Sinaí (en el noreste del país africano) ha interrumpido en las últimas semanas las comunicaciones telefónicas en todo el sur de los territorios ocupados palestinos.

“Nunca hemos visto algo tan intenso o prolongado. Incluso los palestinos se han quejado”, ha indicado un informante anónimo del ejército israelí, que agrega que las interrupciones han afectado también a lugares tan lejanos como la ciudad de Al-Quds (Jerusalén), en el centro de Palestina ocupada.

Por su parte, un responsable militar egipcio (que también pidió no ser identificado) ha explicado a la agencia británica Reuters que las operaciones de guerra electrónica del Sinaí se están llevando a cabo para “evitar que los terroristas se comuniquen entre ellos”.

Nunca hemos visto algo tan intenso o prolongado. Incluso los palestinos se han quejado (de fallos en aparatos electrónicos)”, indican fuentes anónimas del ejército israelí.

 

A principios de febrero, el Ejército de Egipto inició una operación bautizada ‘Sinaí 2018’ para terminar con la presencia de los terroristas en la península de ese nombre, algunas zonas del delta del Nilo (norte) y el desierto del oeste del país.

La operación se lanzó después de que el presidente egipcio, Abdel Fatah al-Sisi, ordenara en noviembre intensificar la lucha antiterrorista, luego de que un atentado perpetrado por Daesh en una mezquita del Sinaí dejara más de 305 muertos y 128 heridos.

Aprovechándose del derrocamiento del presidente electo Mohamad Mursi en julio de 2013 por un golpe militar, las bandas extremistas, entre ellos el grupo terrorista EIIL han estado realizando ataques tanto contra el Ejército y la Policía egipcios como contra la población civil.

myd/mla/krd/mkh

Comentarios