• El USS Lassen, un destructor estadounidense de misiles guiados, navega en formación con la nave surcoreana de patrulla Sokcho durante un ejercicio militar, 12 de marzo de 2015.
Publicada: miércoles, 28 de octubre de 2015 6:40
Actualizada: sábado, 12 de noviembre de 2016 10:32

EE.UU. ha amenazado con nuevas incursiones navales en las aguas reclamadas por China después de que unas maniobras cerca de las islas artificiales en mar de China Meridional provocara la furia de Pekín.

China convocó al embajador de EE.UU. en Pekín en protesta por el hecho y pidió evitar provocaciones después de que el destructor estadounidense USS Lassen navegó en los alrededores de una isla artificial china.

Ha habido operaciones navales en la región en los últimos días y habrá más en las próximas semanas y meses”, aseguró el secretario de Defensa de EE.UU., Ashton Carter.

Pero el secretario norteamericano de Defensa, Ashton Carter, dejó claro el martes que las operaciones marítimas en la zona continuarán. “Volaremos, navegaremos y operaremos por donde el derecho internacional permita”, dijo en una audiencia ante el Congreso.

“Ha habido operaciones navales en la región en los últimos días y habrá más en las próximas semanas y meses”, subrayó el jefe del Pentágono.

La Marina norteamericana comenzó su misión en las aguas cercanas a las islas alrededor de las 6:40 hora local del mismo martes.

Carter confirmó que el USS Lassen entró dentro de un área a 12 millas náuticas (22,2 kilómetros o 13,8 millas) de distancia de las islas spratly (llamadas Nansha por China).

Los funcionarios chinos no fueron informados de la misión, aseguraron las autoridades estadounidenses.

El desafío militar causó, como era de esperar, una reacción por parte de China. El vicecanciller chino, Zhang Yesui, tachó la medida de “muy irresponsable” mientras se reunía con el embajador de EE.UU. en China, Max Baucus.

Lu Kang, portavoz de la Cancillería china, no respondió sobre si Pekín consideraría una respuesta militar, pero sí subrayó que cualquier acto provocativo futuro hará que las construcciones en las islas se aceleren.

"Sería una pena darnos cuenta de que tenemos que fortalecer y acelerar las actividades de construcción pertinentes”, señaló Kang.

China reclama la soberanía de las islas Spratly, una zona en la que Filipinas, Vietnam, Taiwán, Malasia y Brunei se disputan también parte de la soberanía del territorio o las aguas.

Reclamaciones en el mar de China Meridional. (Fuente: The Guardian)

 

Pekín sostiene que las islas tendrán usos principalmente civiles así como fines defensivos no definidos.

mrk/ktg/msf