• Sede de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) en Ginebra, Suiza. (Foto: Anadolu)
Publicada: jueves, 4 de marzo de 2021 22:22

Declaraciones de emergencia emitidas por EE.UU. contra países dan lugar a graves violaciones de derechos y sirven de excusa para imponer sanciones indefinidamente.

“Las emergencias declaradas por Estados Unidos a menudo duran años, y en algunos casos décadas, al igual que las sanciones que autorizan. En lugar de verdaderas emergencias, parecen excusas para imponer sanciones indefinidamente”, han hecho hincapié la relatora especial sobre el impacto de las medidas coercitivas unilaterales en el disfrute de los derechos humanos, Alena Douhan, y el experto independiente sobre derechos humanos y solidaridad internacional Oblora C. Okafor.

En una declaración conjunta, publicada este jueves, los expertos de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) han subrayado que, según el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, los gobiernos pueden suspender la protección de ciertos derechos humanos durante las emergencias solo en el caso de que “la existencia de los estados esté en peligro”.

No obstante, han aseverado que “a menudo” Washington justifica con sus estados de emergencia la imposición de sanciones por presuntos casos de corrupción doméstica o de violación de derechos humanos en países extranjeros, pese a que “ninguno de estos presenta un riesgo existencial” para su país.

“Las sanciones autorizadas por EE.UU. sobre la base de los decretados estados de emergencia violan una amplia gama de derechos humanos en China, Cuba, Haití, Irán, Nicaragua, la Federación de Rusia, Siria, Venezuela, Zimbabue y otros países del mundo”, han recalcado ambos relatores, condenando que estos embargos niegan derechos de personas, debido a supuestamente realizar ciertas actividades, como ayudar en la reconstrucción posconflicto en Siria. 

Al respecto, Douhan y Okafor han exigido al país norteamericano que cumpla “plena y completamente sus obligaciones” asumidas en la firma del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, que obliga a gobiernos a proteger los DDHH, con el fin de “evitar cualquier impacto negativo en los Derechos Humanos de las personas sujetas a las sanciones autorizadas en las declaraciones de emergencia” .

La declaración de los expertos responde a la decisión de la Administración del presidente estadounidense, Joe Biden, de extender la declaración de emergencia que señala a Venezuela como una “amenaza inusual y extraordinaria” para la seguridad de su país.

mdh/lvs/mkh