• El presidente de EE.UU., Donald Trump, en mitin Make America Great Again, en Goodyear, Arizona, 28 de octubre de 2020. (Foto: AFP)
Publicada: jueves, 29 de octubre de 2020 19:09

Los estadounidenses están preparados para actuar y defender su voto, si el presidente de EE.UU., Donald Trump, se inclina por alterar el proceso o los resultados.

Decenas de grupos que aseguran representar a millones de estadounidenses tanto republicanos y demócratas se preparan para manifestarse la próxima semana, si el ocupante de la Casa Blanca instrumentaliza vías para interferir en el conteo de votos o manipular los resultados “en la tarde del miércoles 4 de noviembre”, el día después de las elecciones.

La llamada coalición “Proteje los Resultados”, que incluye a más de 130 organizaciones, ha anunciado que tiene cerca de 400 eventos planeados.

Sean Eldridge, el fundador y presidente de Stand Up America, que comenzó a poner en marcha la coalición en junio, ha explicado la razón de tal medida. “No podemos asumir que Donald Trump respetará la transferencia pacífica del poder (...), si el presidente presiona a los funcionarios estatales o locales para que digan que las papeletas ya no deben contarse, “entonces nos movilizaríamos”, ha sentenciado.

 

Por su parte, Kaela Bamberger, organizadora de Shut Down DC, una acción que podría detener el tráfico en la capital estadounidense, de presentarse irregularidades en las elecciones, ha expresado su preocupación al respecto. “Nos preocupa mucho que Trump vaya a intentar robarnos estas elecciones, usando su posición de poder”, ha afirmado.

Las fuerzas de seguridad de EE.UU. están listas ante la posibilidad de disturbios civiles en medio de la elección polémica, como parte de un esfuerzo concertado de las autoridades federales y locales para salvaguardar el país.

Según un alto funcionario del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés), esta organización está poniendo personal en espera antes de los comicios. “Tenemos equipos listos para funcionar, según sea necesario”, dijo Ken Cuccinelli.

El magnate neoyorquino no se ha comprometido con una transferencia pacífica del poder, lo que provocó reacciones indignadas de su oponente demócrata, Joe Biden, e incluso dentro de las filas republicanas.

En agosto pasado, el diario británico The Guardian manifestó que al sembrar dudas sin evidencia sobre la legitimidad del voto por correo, el presidente de EE.UU. ha sentado las bases para impugnar el resultado de las elecciones de noviembre, y afirmó que “hacer trampa ahora es la estrategia electoral de Trump”.

nsr/ctl/mrp/rba