• El senador republicano Marco Rubio (izq.) junto al presidente de EE.UU., Donald Trump.
Publicada: miércoles, 26 de agosto de 2020 1:01
Actualizada: miércoles, 26 de agosto de 2020 1:49

El senador republicano Marco Rubio quiere poner en la agenda de Trump una intervención a Venezuela para asegurarse los votos del estado de Florida.

Dicen que Rubio estaría tratando de convencer al presidente de EE.UU., Donald Trump, de que invada Venezuela para hacerse con el visto bueno de la comunidad latina antes de las elecciones del 3 de noviembre, según una nota publicada el martes en el portal mexicano LaPoliticaOnline.

El medio señala que, en vista de la importancia del voto latino para la permanencia en el poder de Trump, Rubio –junto con integrantes del llamado War Room (sala de guerra) republicano– vienen tejiendo la propuesta sobre la necesidad de una acción militar contra Venezuela y así asegurar los 29 votos en el Colegio Electoral de Florida en noviembre.

Florida es un estado tradicionalmente republicano, pero ahora se lo están disputando los demócratas, por lo que Rubio insiste en que la invasión garantiza estos 29 votos que son clave, en caso de que los republicanos perdieran los 38 de Texas.

 

El portal asegura que la propuesta de Rubio no ha prosperado porque el vicepresidente Mike Pence y el secretario de Estado Mike Pompeo han rechazado la idea y advertido a Trump sobre los riesgos.

No obstante, septiembre va a ser determinante, porque si los republicanos mejoran en Florida la petición de Rubio perdería fuerza, pero si se da el escenario contrario, Rubio presionaría a Trump.

En agosto de 2017, el inquilino de la Casa Blanca amenazó a Venezuela con una intervención militar (algo parecido a lo que hizo en Irak, Libia, Siria y en otros lugares) a fin de derrocar al legítimo presidente, Nicolás Maduro.

Un año y medio después reconoció al golpista Juan Guaidó, presidente de la Asamblea Nacional (AN) venezolana –declarada en desacato y de mayoría opositora– y que, en enero de 2019, se había autoproclamado “presidente interino” de Venezuela.  

Tras el apoyo de EE.UU. y de algunos otros países regionales a Guaidó, las autoridades venezolanas han denunciado constantes injerencias de la Administración estadounidense y una agenda que incluye un posible golpe de Estado contra Venezuela.

lvs/nii/