• Manifestantes se arrodillan en monumento a Martin Luther King
Publicada: viernes, 5 de junio de 2020 8:46

Los manifestantes que protestan por la muerte de George Floyd y contra el racismo en Estados Unidos, se reunieron en el monumento al reverendo Martin Luther King.

Miles de estadounidenses, negros y blancos, se arrodillaron el jueves en el espacio dedicado al luchador por los derechos civiles durante ocho minutos y 46 segundos, el tiempo que un agente de Policía de la ciudad de Minneapolis colocó su rodilla sobre el cuello del afronorteamericano George Floyd mientras él decía que no podía respirar.

Según los medios locales, mientras los manifestantes permanecían arrodillados, a través de un sistema de altavoces se escucharon los nombres de personas que han muerto en el país bajo custodia policial.

Uno de los participantes, un estudiante de 15 años, declaró a un periódico que se unió a la concentración porque muchos afroamericanos han sido tratados “mal sin ninguna razón, sólo por el color de su piel”.

Asimismo, además de la demostración en el monumento de King, cientos de miles de manifestantes pacíficos salieron nuevamente a las calles de diversas ciudades para exigir justicia para Floyd y otros afroamericanos muertos por la violencia policial.

 

El asesinato de George Floyd a manos de la Policía, ha desencadenado una ola grande de protestas en todo el mundo, principalmente en Estados Unidos, desatando una gran rabia por los prejuicios raciales en el sistema de justicia penal de Estados Unidos. Entre tanto, la postura racista del propio presidente de este país, Donald Trump, ha agudizado las protestas.

En respuesta a las manifestaciones en todo EE.UU., Trump anunció el masivo despliegue de miles de soldados fuertemente armados, efectivos militares y agentes del orden público con el objetivo de detener las protestas y prometió usar el Ejército si no se sofocan las marchas.

Al respecto, la Amnistía Internacional (AL) ha acusado a la Policía de EE.UU. de violar el derecho internacional en su respuesta a las protestas por el asesinato de Floyd, y ha urgido al mandatario estadounidense a poner fin a su discurso agresivo y a las políticas violentas y discriminatorias.

Esta tragedia ha vuelto a hacer sonar las alarmas por el aumento de los crímenes de odio en Estados Unidos con las retóricas de Trump, sobre temas como el racismo, la división étnica y la histeria antimigrante.

mrz/ktg/mrp/hnb