• La precandidata a la Presidencia de EE.UU. Tulsi Gabbard, ofrece un discurso en Atlanta, 20 de noviembre de 2019. (Foto: AFP)
Publicada: sábado, 23 de noviembre de 2019 10:49

Una precandidata a la Presidencia de EE.UU. tacha de un “golpe de Estado” la situación en Bolivia y censura “la intromisión foránea” en asuntos del país andino.

“Lo que pasó en Bolivia es un golpe de Estado. Punto”, señaló la precandidata a la Presidencia y congresista demócrata, Tulsi Gabbard, en un mensaje publicado el viernes en su cuenta de la red social Twitter.

Con este comentario, Gabbard aclaró su postura respecto a las circunstancias que resultaron en la dimisión —el pasado 10 de noviembre— del expresidente boliviano Evo Morales a su cargo, mientras censuraba la “intromisión” de Washington en asuntos de Bolivia.

“Estados Unidos y otros países no deberían interferir en la búsqueda de la autodeterminación y derecho del pueblo boliviano a elegir su propio gobierno”, aseveró la congresista demócrata.

LEER MÁS: Morales: Golpe de Estado es una conspiración que “viene de EEUU”

Las declaraciones de Gabbard se producen pocos días después de que otro de los principales precandidatos del Partido Demócrata, el senador Bernie Sanders, también calificara de golpe lo sucedido en Bolivia, y elogiara el “buen trabajo” hecho por Morales en Bolivia.

Lo que pasó en Bolivia es un golpe de Estado. Punto”, señaló la precandidata a la Presidencia y congresista demócrata, Tulsi Gabbard.

 

Tales posturas contradicen la posición de la Administración estadounidense, presidida por Donald Trump, que ha rehusado calificar de “golpe” las circunstancias que forzaron la renuncia del presidente Morales. “Al final del día, fueron los militares los que intervinieron en el proceso y le pidieron (a Evo Morales) que se fuera. Cuando los militares intervienen (…) eso se llama golpe de Estado", indicó el domingo Sanders.

El Gobierno estadounidense ha expresado de hecho su repaldo al Gobierno de facto de Bolivia, y reconocido de manera inmediata la autoproclamación como presidente interina del país por la senadora Jeanine Áñez, quien tras ocupar el cargo presidencial de manera ilegal ha autorizado a las Fuerzas Armadas a masacrar con impunidad al pueblo que sale a las calles en rechazo al golpe contra Morales.

Diferentes analista y líderes regionales, así como el propio Morales, han responsabilizado a Washington por el golpe de Estado en Bolivia. Incluso el politólogo estadounidense Noam Chomsky sostuvo que el golpe de Estado contra Morales fue promovido por EE.UU., cuyas autoridades desde hace mucho tiempo estaban ansiosas por expulsar al presidente boliviano y a su movimiento.

mnz/ktg/hnb