• Centenares de migrantes cruzan diariamente la frontera hacia EEUU
Publicada: sábado, 24 de agosto de 2019 4:57
Actualizada: sábado, 24 de agosto de 2019 6:46

Activistas aseguran que este es el peor ambiente que se ha vivido en la Unión Americana para los migrantes que habían en Estados Unidos.

Hoy abordamos los temas desde quienes buscan asilo político hasta quienes lograron cruzar sin ser aprehendidos pero viven con miedo constante.

A pesar de que entre Tijuana y San Diego la seguridad fronteriza ha sido reforzada con la llegada de nuevos agentes para resguardar los límites territoriales e inclusive ya fue presentado el primer proyecto del muro fronterizo que consta de dos bardas de concreto, el cruce de migrantes continúa, de acuerdo a la Patrulla Fronteriza, son 174 migrantes los que cruzan diariamente.

Algunos migrantes desafían a los agentes y corren para no ser atrapados, muchos otros lo hacen para obtener su proceso de asilo con mayor rapidez, lo que desconocen, es que son enviados a centros de detención de manera inmediata en donde pueden durar varias semanas; son estos espacios los que han estado bajo la lupa de activistas, puesto que se han reportado tratos deplorables hacia dicha comunidad.

Activistas señalan que es en este mismo centro de detención de la Patrulla Fronteriza, el más cercano a la frontera donde se han reportado malos tratos inclusive se les brinda comida congelada y a medio cocinar.

Pero también existe el otro lado de la moneda, quienes corrieron con la suerte y lograron cruzar de manera irregular la frontera, esquivar a los agentes y escaparse de los centros de detención. La familia de Irma es uno de estos casos, sin embargo, esa actividad le ha costado su tranquilidad, puesto que vive con un miedo constante a ser separada de su familia.

De acuerdo a activistas, desde que Donald Trump entró al poder ha sido calificado como el peor momento para la comunidad migrante, desde quienes buscan asilo político, hasta para los once millones de inmigrantes que viven bajo las sombras con miedo a ser deportados hasta para los jóvenes dreamers que llegaron a la Unión Americana de menores de edad. La incertidumbre se ha apoderado de cada rincón del país.

Estephania Báez, California

akm/hnb

Comentarios