• El presidente de EE.UU., Donald Trump (dcha.), y su secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, La Casa Blanca, 24 de junio de 2019. (Foto: APF)
Publicada: martes, 6 de agosto de 2019 0:36
Actualizada: martes, 6 de agosto de 2019 4:15

EE.UU. cataloga como “manipuladora de divisas” a China y amenaza con represalias, mientras Pekín dice que responde a los aranceles del presidente Donald Trump.

El presidente de EE.UU., Donald Trump, anunció el jueves un arancel del 10 % a 300 000 millones de productos chinos. Pekín ha respondido este lunes la medida, dando dos pasos firmes: depreció el yuan (divisa nacional) por debajo de los 7 dólares por unidad —un valor que no se veía desde 2008—  y ordenó a sus empresas que dejen de comprar productos agrícolas a EE.UU.

La devaluación de la moneda nacional del gigante asiático significa que sus productos gravados en dólares estadounidenses son más baratos, lo que contribuiría a parar el efecto negativo de los nuevos aranceles impuestos por Trump.

En respuesta a la contramedida de Pekín, el secretario del Departamento del Tesoro de EE.UU., Steven Mnuchin, ha tachado esa misma jornada al país asiático como “manipulador de divisas” tras un análisis realizado según el Acta de Competitividad de 1988, que “considera qué países manipulan la tasa de cambio entre su moneda y el dólar estadounidense”, explica.

De igual modo, ha amenazado con tomar represalias para acabar con sus “injustas” ventajas competitivas creadas por las medidas más recientes de China y propinarle “un nuevo golpe” a Pekín, a través del Fondo Monetario Internacional (FMI).

El Departamento estadounidense del Tesoro recuerda que un informe presentado recientemente ante el Congreso norteamericano sostuvo que Pekín “tiene un largo historial de facilitar una devaluación de su moneda a través de intervenciones a gran escala en el mercado de divisas extranjeras”.

El anuncio se realiza poco después de que Trump haya reaccionado a la reciente devaluación del yuan y acusado a Pekín de “manipulación monetaria”.

“China bajó el precio de su moneda a un mínimo histórico. Se llama manipulación monetaria. ¿Estás escuchando Reserva Federal? ¡Esto es una violación importante que debilitará en gran medida a China con el tiempo!", ha afirmado el mandatario en su cuenta en Twitter.

Pekín y Washington se encuentran prácticamente en una guerra comercial, en que responden cada contramedida con una nueva, un círculo vicioso que ha iniciado la Administración estadounidense.

LEER MÁS: China amenaza con represalias tras nuevos aranceles de Trump

LEER MÁS: China: Aranceles de “EEUU” ponen en peligro la economía mundial

La guerra comercial de las gigantes economías del mundo, ha impactado terriblemente a la economía a nivel mundial. El hecho provocó una caída general en las bolsas del mundo y una corrida hacia activos más seguros, como el yen japonés, ciertos bonos del Tesoro de Estados Unidos y otros países, y el oro.

ask/rha/mkh