• Combatientes vinculados a Al-Qaeda después de una operación en la aldea noroccidental siria de Sarmin, en la provincia de Idlib, 9 de julio de 2017.
Publicada: domingo, 12 de mayo de 2019 13:18

EE.UU. apoya a los terroristas de Al-Qaeda en Siria con el dinero de los contribuyentes norteamericanos, revela la candidata presidencial de EE.UU. Tulsi Gabbard.

El famoso periodista estadounidense Glenn Greenwald, del portal web The Intercept, divulgó el sábado en su cuenta de Twitter una entrevista que la aspirante demócrata concedió al mencionado portal, en la que señaló que el actual Gobierno de EE.UU. respalda a Al-Qaeda en suelo sirio.

“Al-Qaeda atacó el 11 de septiembre de 2001 a EE.UU., (pero) cuando países como Siria y Rusia hablan de la necesidad de una operación militar contra Al-Qaeda en Idlib (noroeste de Siria), el Gobierno actual (de EE.UU.) les advierte que, si lo hacen, les atacará. Esta postura protege la base de Al-Qaeda en Idlib”, analizó Gabbard.

Tras haber revelado que Washington financia a este grupo terrorista con los dólares de sus contribuyentes, la también congresista estadounidense denunció las amenazas de EE.UU. a Irán, Rusia y Siria, como países pioneros en la lucha contra los terroristas.

Al-Qaeda atacó el 11 de septiembre de 2001 a EE.UU., (pero) cuando países como Siria y Rusia hablan de la necesidad de una operación militar contra Al-Qaeda en Idlib (noroeste de Siria), el Gobierno actual (de EE.UU.) les advierte que, si lo hacen, les atacará. Esta postura protege la base de Al-Qaeda en Idlib”, reveló Tulsi Gabbard, candidata presidencial de EE.UU.

 

Anteriormente, Gabbard había hecho público que el presidente del país norteamericano, Donald Trump, y su vicepresidente, Mike Pence, apoyan a “Al-Qaeda y otros grupos terroristas” en Siria.

La congresista consideró esta política de la Administración de Trump “una traición” al pueblo estadounidense, en particular a las víctimas de los atentados del 11-S y los militares que perdieron la vida en la lucha contra Al-Qaeda.

Estos hechos tienen lugar pese a que el magnate neoyorquino acusó en la campaña electoral de 2016 a su rival demócrata, Hillary Clinton, exsecretaria de Estado de EE.UU., de crear a la banda extremista EIIL (Daesh, en árabe).

En un vídeo difundido el mes pasado, Gabbard consideró a Trump el “hermano mayor de Al-Qaeda y su mayor protector en Siria” y criticó el apoyo brindado por EE.UU. a Arabia Saudí, “el mayor patrocinador” de esta red terrorista.

Mientras el Ejército de Siria se prepara para lanzar una ofensiva contra Idlib, el último bastión de los extremistas en el país árabe, que acomoda a miles de terroristas y hombres armados, EE.UU. continúa amenazando a las fuerzas del Gobierno sirio y sus aliados en un intento por que abandonen la operación antiterrorista.

Funcionarios de alto rango de Siria han advertido en reiteradas ocasiones que los países patrocinadores de los terroristas les han ordenado a los grupos ultraviolentos usar armas químicas contra la población civil en Idlib y otras zonas, a fin de incriminar al Gobierno de Damasco en tales hechos.

msm/anz/fmd/hnb

Comentarios