• El secretario interino de Defensa de EE.UU., Patrick Shanahan, ofrece un discurso en Bruselas, 14 de febrero de 2019. (Foto: AFP)
Publicada: sábado, 2 de marzo de 2019 3:22
Actualizada: sábado, 2 de marzo de 2019 18:12

El secretario interino de Defensa de EE.UU., Patrick Shanahan, admite haber presionado a Turquía para que abandonara la idea de comprar sistemas S-400 a Rusia.

En una entrevista con el portal estadounidense Bloomberg, publicada el viernes, el jefe interino del Pentágono (Departamento de Defensa de EE.UU.) dijo que tras asumir el cargo, el 1 de enero pasado, había hablado cinco veces con su homólogo turco, Hulusi Akar, para advertirle de la compra de los sistemas antimisiles S-400 de Rusia.

Shanahan informó del aviso que le había hecho a Akar respecto a que la compra de los sistemas rusos pondría en peligro la posible adquisición de aviones de quinta generación estadounidenses F-35 por parte de Turquía, un aliado de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN).

“Los S-400 y F-35 son incompatibles lo que significa que no van juntos”, remarcó el alto cargo norteamericano al tiempo que urgió la necesidad de que las filas turcas cuenten con equipos de EE.UU. “Queremos encontrar una solución que haga del F-35 un medio de importancia crucial para las Fuerzas Armadas (de Turquía)”, subrayó.

A mediados de febrero, el presidente de EE.UU., Donald Trump, firmó un proyecto de ley que bloquearía la transferencia de los cazas F-35 a Turquía hasta que se aclare la compra de los S-400 rusos.

Los (sistemas rusos) S-400 y (cazas estadounidenses) F-35 son incompatibles lo que significa que no van juntos (...) Queremos encontrar una solución que haga del F-35 un medio de importancia crucial para las Fuerzas Armadas (de Turquía)”, subrayó el secretario interino de Defensa de EE.UU., Patrick Shanahan.

 

El inquilino de la Casa Blanca amenazó también con imponer sanciones a Turquía de darse la negociación con Moscú, fundamentando la medida restrictiva en la Ley para Contrarrestar la Influencia Rusa en Europa y Eurasia, decretada en 2017.

Previamente, el Pentágono había amenazado a Ankara que la compra de los sistemas S-400 a Rusia podría afectar también la adquisición de otras armas de fabricación estadounidense, incluyendo los helicópteros Boeing CH-47 Chinook, los cazas F-16 de Lockheed Martin y los helicópteros UH 60 Black Hawk.

Haciendo caso omiso a las amenazas y presiones de Washington, el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, ha asegurado en múltiples ocasiones que Ankara no dará marcha atrás en su decisión de comprar los S-400.

Washington ha propuesto a Ankara la venta de los sistemas de misiles antiaéreos Patriot. Si bien Turquía expresó su disposición para examinar la propuesta de EE.UU., empero, aseguró que no renunciará a los S-400 de Rusia, a cambio de los Patriot de EE.UU.

mnz/ctl/myd/alg

Comentarios