• Dos plataformas de lanzamiento de misiles balísticos norcoreanos con capacidad de cargas ojiva nuclear en una marcha militar en Pyongyang.
Publicada: miércoles, 13 de febrero de 2019 0:03

Un comandante de EE.UU. sugiere que es improbable que Corea del Norte se desnuclearice totalmente, pues Pyongyang busca un desarme parcial a cambio de concesiones.

Antes de que se celebre la segunda cumbre entre el presidente de EE.UU., Donald Trump, y el líder norcoreano, Kim Jong-un, el principal comandante militar estadounidense para Asia, el almirante Philip Davidson, se ha hecho eco de una evaluación de inteligencia norteamericana sobre que Corea del Norte probablemente no entregará todas sus armas nucleares como se prevé, según informa este martes la agencia británica de noticias Reuters.

“La evaluación de Comando del Indo-Pacífico (USINDOPACOM, por sus siglas en inglés) sobre la desnuclearización de Corea del Norte coincide con la posición de los servicios de inteligencia. Es decir, creemos que es poco probable que Corea del Norte renuncie a todas sus armas nucleares o capacidades de producción, pero busca negociar una desnuclearización parcial a cambio de las concesiones estadounidenses e internacionales”, sostuvo Davidson ante el Comité de Servicios Armados del Senado.

Pese a señalar que las tensiones entre EE.UU. y Corea del Norte disminuyeron cuando Pyongyang detuvo las pruebas nucleares y de misiles en 2017 y tomó medidas de desnuclearización, en particular la destrucción de túneles en su sitio de pruebas nucleares, el militar advirtió de que todas estas acciones eran reversibles, añade el medio británico.

La evaluación de Comando del Indo-Pacífico (USINDOPACOM, por sus siglas en inglés) sobre la desnuclearización de Corea del Norte coincide con la posición de los servicios de inteligencia. Es decir, creemos que es poco probable que Corea del Norte renuncie a todas sus armas nucleares o capacidades de producción, pero busca negociar una desnuclearización parcial a cambio de las concesiones estadounidenses e internacionales”, sostuvo el principal comandante militar estadounidense para Asia, el almirante Philip Davidson.

 

En este aspecto, Davidson fue más conciso al indicar que Corea del Norte había exigido medidas concretas a Estados Unidos, como levantar las sanciones impuestas a Pyongyang. Kim previno a Washington recientemente de que podría ordenar un eventual retorno a las pruebas de armas nucleares si él no quedaba satisfecho con las negociaciones en marcha.

Esta advertencia se produce mientras Trump se prepara para celebrar una segunda cumbre con Kim a finales de febrero con la esperanza de lograr avances en la desnuclearización de Corea del Norte, uno de los compromisos alcanzados en el primer encuentro entre ambos líderes en Singapur.

EE.UU. se niega a levantar las sanciones a Pyongyang como parte del acuerdo de junio entre el mandatario estadounidense y el líder norcoreano, pero Corea del Norte le ha recordado a Washington que si cree que las restricciones le van a obligar a deshacerse de sus armas nucleares “será su mayor error de cálculo” y, de hecho, “bloqueará (con ello) el camino a la desnuclearización de la península de Corea para siempre”.

krd/hnb/nii/

Comentarios