• Una de las salas de la base militar subterránea Battle Deck de EE.UU., 23 de marzo de 2018.
Publicada: domingo, 25 de marzo de 2018 14:47

En caso de que se produjera un conflicto nuclear entre Estados Unidos y Corea del Norte o Rusia, el presidente estadounidense, Donald Trump, se refugiaría en una base militar ‘altamente segura’ —jamás grabada hasta el momento— para poder dictar desde la misma sus órdenes, reporta la CNN.

En una entrevista concedida a la cadena local de televisión CNN grabada dentro de la base subterránea Battle Deck, el general estadounidense John Hyten reveló que si su país es atacado por Corea del Norte o Rusia, Trump se trasladaría a la aludida instalación militar para dar sus órdenes de respuesta o ataque preventivo.

“Estamos en alerta por tierra, mar y aire. Estamos dispuestos a responder y los enemigos que representan una amenaza para el mundo, incluido Kim Jong-un (el líder norcoreano) tienen que saberlo”, advirtió el general, según publicó recientemente la CNN.

A este respecto, Hyten detalló que la base militar está dotada de todo el equipamiento electrónico necesario para registrar un posible ataque. Además, indicó que un total de 184.000 personas se encargan de garantizar la plena capacidad operacional de la misma ante un supuesto asalto con misiles balísticos contra el territorio estadounidense.

Estamos en alerta por tierra, mar y aire. Estamos dispuestos a responder y los enemigos que representan una amenaza para el mundo, incluido Kim Jong-un (el líder norcoreano) tienen que saberlo”, advierte el general estadounidense John Hyten.

 

En este mismo sentido, la citada fuente señaló que existe una “alarma de ataque”, que cada vez que suena, los datos altamente clasificados que detallan la amenaza se envían instantáneamente a Hyten, quien está a cargo del arsenal nuclear de EE.UU.

“Las imágenes que veamos en la pantalla me dirán exactamente dónde está el misil, qué tan alto va, dónde está el punto de impacto. Todas esas cosas suceden en una pequeña cantidad de minutos”, explicó Hyten.

Ante una situación de emergencia en el mundo real, prosigue la CNN, la comandante al mando de la “alarma de ataque”, la coronel Carolyn Bird, y su personal en el centro de operaciones pueden contactar a cualquier persona, desde el secretario de Defensa de EE.UU., James Mattis, hasta el mismísimo inquilino de la Casa Blanca, si fuera necesario.

Esta es la primera vez que se transmite un reportaje desde dentro de esta base secreta, ya que anteriormente los medios no tenían autorización para grabar en dicha instalación militar. No obstante, ahora los militares decidieron permitirlo.

Este informe ve la luz mientras últimamente se han rebajado las tensiones en la península de Corea como pone de relieve el hecho de que Pyongyang y Seúl hayan acordado mantener el próximo jueves una reunión de alto nivel para preparar una cumbre, prevista para finales de abril, entre el líder norcoreano y el presidente surcoreano, Moon Jae-in.

fmk/anz/alg

Comentarios