• El presidente de EE.UU., Donald Trump, y el destituido secretario de Estado Rex Tillerson, en una reunión en la Casa Blanca, 20 de noviembre de 2017.
Publicada: martes, 13 de marzo de 2018 12:49
Actualizada: martes, 13 de marzo de 2018 21:34

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha destituido este martes a su secretario de Estado, Rex Tillerson, y ha anunciado que propondrá al director de la CIA, Mike Pompeo, para reemplazarlo, orquestando así un gran cambio en su equipo de seguridad nacional, conforme informa el diario local The Washington Post.

“Mike Pompeo, director de la CIA (Agencia Central de Inteligencia de EE.UU.), se convertirá en nuestro nuevo secretario de Estado. ¡Hará Un Trabajo Fantástico!”, indica la sorpresiva confirmación de Trump en Twitter.

A través de esta misma red social, el mandatario norteamericano le ha agradecido a Tillerson sus servicios y ha comunicado que la subdirectora de la CIA, Gina Haspel, se convertirá en la nueva directora de la Agencia.

El diario estadounidense ha citado poco antes a funcionarios de la Casa Blanca, que han afirmado que Trump le pidió el viernes pasado a Tillerson que se apartara, por lo que el diplomático tuvo que interrumpir el lunes un viaje oficial a África para regresar a Washington (capital estadounidense).

Desde hace muchos meses los medios han reflejado la tensión existente entre Trump y Tillerson por desacuerdos en distintos temas, pero el presidente y el alto diplomático llegaron a un punto de inflexión la semana pasada, según han afirmado los funcionarios. Ya en otras ocasiones surgieron rumores sobre la destitución de Tillerson dentro de la Administración de Trump, que ya ha sido testigo de importantes despidos.

Mike Pompeo, director de la CIA (Agencia Central de Inteligencia de EE.UU.), se convertirá en nuestro nuevo secretario de Estado. ¡Hará Un Trabajo Fantástico!”, confirma el presidente estadounidense, Donald Trump, en un tuit.

 

Aunque el motivo de la última ruptura no está claro aun, un portavoz de Tillerson ha indicado que el ahora exsecretario de Estado “tenía toda la intención de quedarse” en su trabajo y que “desconocía la razón” de su despido; tampoco ha hablado en persona con el mandatario estadounidense sobre su repentina destitución.

“El secretario tenía toda la intención de quedarse debido al progreso crítico registrado en seguridad nacional y otras áreas”, ha indicado en un comunicado Steve Goldstein, subsecretario de Diplomacia y Asuntos Públicos del Departamento de Estado.

El presidente de EE.UU. consideró que era importante hacer el cambio ahora mientras se prepara para las delicadas conversaciones con el líder norcoreano, Kim Jong-un, de acuerdo con tres funcionarios de la Casa Blanca.

Tanto Pompeo como Haspel tienen que ser confirmados primero por el Senado en momentos en los que la Cámara, estrechamente dividida, se ha estancado en la confirmación de docenas de nominados postulados por Trump.

snr/anz/myd/rba

Commentarios