• El presidente de EE.UU., Donald Trump, en una reunión del Gabinete en la Casa Blanca, Washington, 20 de diciembre de 2017.
Publicada: sábado, 6 de enero de 2018 18:48

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, se califica a sí mismo de ‘genio’ ante ‎las acusaciones de ‘incapacidad mental’ y estupidez que llegan con la publicación del ‎libro ‘Fuego y furia: dentro de la Casa Blanca de Trump’, escrito por Michael Wolff.‎

“Durante toda mi vida, mis dos principales virtudes han sido la estabilidad mental y ser verdaderamente inteligente (...) Pasé de empresario muy exitoso a estrella de televisión, y de ahí a presidente de Estados Unidos en mi primer intento. Creo que eso me acredita no solo como inteligente, sino como un genio, y un genio muy estable”, ha tuiteado este sábado Trump.

El jefe de la Casa Blanca ha atribuido los informes que cuestionan su salud mental al fracaso de “los demócratas y de sus perros falderos y de los tradicionales medios de noticias falsas” a la hora de probar la interferencia rusa en las últimas elecciones de EE.UU.

Wolff, en su libro —que se publicó ayer viernes pese a los intentos de Trump por evitarlo— indica que “el cien por cien” de los asesores de Trump “lo ven como a un niño” y lo llaman “idiota”. “Este hombre no lee, no escucha”, dijo el viernes el periodista en una entrevista con la cadena local NBC News.

Durante toda mi vida, mis dos principales virtudes han sido la estabilidad mental y ser verdaderamente inteligente (...) Pasé de empresario muy exitoso a estrella de televisión, y de ahí a presidente de Estados Unidos en mi primer intento. Creo que eso me acredita no solo como inteligente, sino como un genio, y un genio muy estable”, tuitea el presidente de EE.UU., Donald Trump.

 

Los tuits de este sábado de Trump han generado la reacción de los internautas. “Los genios mentalmente estables nunca dicen a la gente que son genios mentalmente estables”, “¿Recuerdan que (Barack) Obama tuviera que tuitear los sábados diciendo que era inteligente y que no estaba loco?”, son algunos de los comentarios hechos en Twitter.

El miércoles se reveló que un grupo de congresistas estadounidenses se reunió en diciembre con Bandy Lee, psiquiatra y profesora de la Universidad de Yale, para expresarle su preocupación por el estado mental de Trump. Esta revelación ha intensificado aun más los debates sobre la salud mental del mandatario estadounidense.

Las amenazas e insultos de Trump a Kim Jong-un han hecho que surjan más dudas sobre su capacidad para ejercer el cargo de presidente, especialmente después de que su último tuit sobre la crisis coreana, donde dijo que él también tenía un “botón nuclear” y que el suyo era “mucho más grande y más poderoso”.

John Garamendi, congresista estadounidense por el partido Demócrata, la noche del viernes, comparó a Trump con el líder norcoreano, Kim Jong-un, tachándolos a ambos de “locos”.

tqi/rba/nii/

Comentarios