• Rand Paul, senador republicano por el estado de Kentucky.
Publicada: lunes, 15 de agosto de 2016 1:35
Actualizada: martes, 4 de octubre de 2016 5:52

Un grupo de senadores estadounidenses intenta bloquear la nueva venta de armas avanzadas a Arabia Saudí por un valor de más de mil millones de dólares.

"Voy a trabajar con una coalición bipartidista para forzar una votación sobre el bloqueo de esta venta", dijo Rand Paul, senador republicano por el estado de Kentucky, quien denuncia que Riad utiliza las armas y municiones compradas de Washington en su campaña militar en Yemen.

"Arabia Saudí es un aliado poco fiable con un pobre historial de derechos humanos. No debemos apresurarnos para venderles armas avanzadas y promover la carrera de armamentos en el Oriente Medio", dijo el senador Paul, publicó el domingo la revista Foreign Policy.

Arabia Saudí es un aliado poco fiable con un pobre historial de derechos humanos. No debemos apresurarnos para venderles armas avanzadas y promover la carrera de armamentos en el Oriente Medio", dijo Rand Paul, el senador republicano por el estado de Kentucky.

El martes, la Agencia de Cooperación de Seguridad de Defensa del Pentágono (ACSP), responsable de llevar a cabo la venta de armas a países extranjeros, confirmó la venta de diferentes tipos de armas a Arabia Saudí, incluidos 130 tanques Abrams y 20 vehículos blindados, entre otros, con un valor de 1,15 mil millones de dólares.

 

Paul, y su colega en el Comité de Relaciones Exteriores del Senado, el senador demócrata Chris Murphy, son dos críticos de la política de Washington en Yemen. Ellos en reiteradas ocasiones han mostrado su oposición al suministro de armas a Arabia Saudí.

Previamente, Murphy había calificado de “muy catastrófica y peligrosa” la guerra que ha lanzado Arabia Saudí contra Yemen que ha dejado, según las Naciones Unidas, más de 32.000 víctimas, en su mayoría civiles. También, había citado varios informes que corroboran que Riad bombardeó Yemen con bombas de racimo de fabricación estadounidense.

"Si usted habla con los (ciudadanos) estadounidenses yemeníes, ellos le dirán que en Yemen no está en curso una campaña de bombardeos saudíes, sino que se trata de una campaña de bombardeos estadounidenses", dijo Murphy, hablando en el Congreso en junio.

Los legisladores tendrán un plazo de 30 días desde que se acordó la venta de armas para bloquear el pacto.

La campaña militar saudí en Yemen, iniciada desde marzo de 2015, ha colocado al país más pobre de Oriente Medio al borde de la hambruna. Más de 2 millones de personas han sido desplazadas de sus hogares, y más de 1100 niños han muerto en los bombardeos, según el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef).

ftm/rha/hnb

Comentarios