• Instalaciones petroleras en el campo Yadavaran, cerca de la frontera iraquí en la provincia de Juzestan, en el suroeste de Irán.
Publicada: domingo, 7 de abril de 2019 2:07
Actualizada: lunes, 8 de abril de 2019 9:21

Las autoridades iraníes rechazan los informes de que las inundaciones masivas hayan afectado la producción de crudo en campos petroleros conjuntos con Irak.

El jefe de la Compañía de Ingeniería y Desarrollo de Petróleo de Irán, Turay Dehqani, aseguró el sábado que los desbordamientos que inundaron partes de la provincia suroccidental de Juzestán, rica en petróleo, no han afectado la producción del crudo.

“Las recientes inundaciones han causado problemas, pero no han detenido ni reducido la producción de campos petroleros conjuntos con Irak en el oeste del río Karun”, dijo Dehqani.

En declaraciones a la agencia iraní de noticias IRNA, Dehqani destacó que los pantanos de Hawizeh y las regiones cerca de la frontera iraquí siempre han estado expuestos a las inundaciones; sin embargo, señaló que el desarrollo de actividades relacionadas con el petróleo ha continuado constantemente a pesar de estas “difíciles condiciones”.

Las recientes inundaciones han causado problemas, pero no han detenido ni reducido la producción de campos petroleros conjuntos con Irak en el oeste del río Karun”, dijo el jefe de la Compañía de Ingeniería y Desarrollo de Petróleo de Irán, Turay Dehqani.

 

El funcionario mencionó que las autoridades iraníes están tomando todas las medidas de precaución a fin de no permitir que nuevos desbordamientos alcancen los campos petroleros. Agregó que ninguna de las tuberías de petróleo en la región se ha visto afectada por las graves inundaciones.

Dehqani dijo que la producción de petróleo de Irán desde los campos conjuntos con Irak había alcanzado unos 350 000 barriles por día, generando unos 10 mil millones de dólares para el país persa.

Las fuertes inundaciones, descritas por las autoridades como inéditas en los últimos 70 años, han afectado a cerca de dos tercios de las 31 provincias de Irán con áreas en el noreste, oeste y suroeste del país que sufren las peores condiciones. Casi 70 personas han muerto desde el 19 de marzo que comenzaron los fuertes aguaceros.

El Líder de la Revolución Islámica de Irán, el ayatolá Seyed Ali Jamenei, instó el martes a las autoridades a tomar las medidas necesarias para resolver los problemas en las zonas afectadas por las inundaciones.

lvs/ncl/fdd/rba