• Una instalación petrolera de Irán en la isla Jark, en el Golfo Pérsico, 12 de marzo de 2017. (Foto: AFP)
Publicada: sábado, 11 de agosto de 2018 16:00
Actualizada: sábado, 11 de agosto de 2018 18:10

Japón está dispuesto a importar crudo iraní a pesar de las sanciones impuestas por Estados Unidos, confirma un alto funcionario nipón.

El vice primer ministro japonés, Taro Aso, destacó ayer viernes la importancia de los lazos bilaterales y el comercio de petróleo con Teherán en una reunión que tuvo con el embajador de la República Islámica de Irán ante el país asiático, Morteza Rahmani Movahed.

“El Gobierno de Japón ha enfatizado en las conversaciones que ha tenido con Washington la necesidad de mantener su relación histórica con la República Islámica de Irán y de continuar la transacción petrolera de manera significativa”, señaló el también ministro nipón de Finanzas.

Estas declaraciones se produjeron pocos días después de que el ministro japonés de Comercio, Hiroshige Seko, anunciara que su país continuaría negociando con Estados Unidos una exención a las sanciones que el país norteamericano ha impuesto a las importaciones de petróleo iraní.

El Gobierno de Japón ha enfatizado en las conversaciones que ha tenido con Washington la necesidad de mantener su relación histórica con la República Islámica de Irán y de continuar la transacción petrolera de manera significativa”, señala Taro Aso, vice primer ministro de Japón.

 

El diplomático iraní, por su parte, subrayó el progreso de los nexos entre Irán y Japón en las últimas cuatro décadas y señalo que el país persa “concede gran importancia al Gobierno y al pueblo japonés”.

Movahed saludó además el apoyo de Tokio al acuerdo nuclear de 2015 entre Teherán y el Grupo 5+1 (EE.UU., el Reino Unido, Francia, Rusia y China, más Alemania), de nombre oficial Plan de Acción Integral Conjunto (JCPOA, por sus siglas en inglés).

El embajador aprovechó también la ocasión para señalar que los actores económicos de ambas naciones esperan que los dos Gobiernos ayuden al comercio bilateral y las relaciones comerciales.

Las autoridades de Japón han reiterado en diferentes ocasiones que seguirán respetando el acuerdo nuclear, independientemente de la decisión en sentido contrario adoptada por el presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

La Administración del Gobierno norteamericano ha exigido a todos los países que acaten las sanciones estadounidenses, destinadas a detener “por completo” las exportaciones iraníes de crudoAdemás, ha amenazado a las compañías de otros países con consecuencias si siguen haciendo negocios en Irán.

Japón, el cuarto mayor comprador de Asia de suministros iraníes, cubrió en 2017 el 5,3 por ciento de sus necesidades petroleras con importaciones de Irán, es decir 172 000 barriles por día, según datos del Ministerio nipón de Economía y Comercio.

msm/mla/fmk/rba

Comentarios