• El momento del lanzamiento de un misil del CGRI contra las posiciones de Daesh en Siria, desde el territorio persa, 18 de junio de 2017.
Publicada: jueves, 22 de junio de 2017 20:53
Actualizada: viernes, 23 de junio de 2017 3:44

El ataque con misiles de Irán a los terroristas en Siria demostró la determinación del país persa para combatir el terrorismo, según un alto responsable iraní.

El domingo, el Cuerpo de los Guardianes de la Revolución Islámica (CGRI) atacó las posiciones del grupo terrorista EIIL (Daesh, en árabe) en la provincia de Deir al-Zur, en el este de Siria, con seis misiles balísticos disparados desde el oeste de Irán.

El ataque reveló apenas “un detalle” de la capacidad defensiva de la República Islámica y su firme determinación para luchar contra el terrorismo, ha dicho hoy jueves el ayatolá Sadeq Amoli Lariyani, el jefe del Poder Judicial de Irán.

“Los terroristas y sus patrocinadores regionales e internacionales han recibido el claro mensaje de que sus esfuerzos para desestabilizar un país que goza de una seguridad de alto nivel en la región serán respondidos con medidas serias y aplastantes”, ha recalcado Amoli Lariyani.

A los grupos terroristas en particular, el presidente de la Judicatura persa les ha recomendado que no pongan a prueba el poder defensivo de Irán, porque les saldrá “muy caro”.

Los terroristas y sus patrocinadores regionales e internacionales han recibido el claro mensaje de que sus esfuerzos para desestabilizar un país que goza de una seguridad de alto nivel en la región serán respondidos con medidas serias y aplastantes”, dice el ayatolá Sadeq Amoli Lariyani, jefe del Poder Judicial de Irán.

Las declaraciones del alto funcionario se producen un día después de que el CGRI informara de que el ataque con misiles se llevó a cabo en coordinación con el Estado Mayor de las Fuerzas Armadas y por orden del Líder de la Revolución Islámica de Irán, el ayatolá Seyed Ali Jamenei, comandante en jefe de las Fuerzas Armadas iraníes.

El CGRI disparó seis misiles de medio alcance contra los objetivos de Daesh en el territorio sirio, matando a al menos 170 terroristas, entre ellos varios comandantes e individuos de alto rango, de acuerdo con el comunicado del ente militar.

El ataque misilístico fue un acto de represalia por los atentados terroristas del 7 de junio en Teherán, la capital iraní, donde hombres armados asaltaron el Parlamento de Irán y el mausoleo del difunto fundador de la República Islámica, el Imam Jomeini, asesinando a 17 personas e hiriendo a más de cincuenta. Los atentados fueron reivindicados por EIIL.

alg/mla/fdd/hnb

Comentarios