• Daria Armenta, una de las últimas dos personas que hablan la lengua ku’ahl, una de las 68 lenguas originarias de México que están en peligro de extinción.
Publicada: viernes, 14 de agosto de 2020 18:21

Las dos últimas hablantes de la lengua Ku’ahl, una de 68 lenguas originarias de México en riesgo de extinción, abrieron un museo de este idioma para salvarlo.

La lengua ku’ahl pertenece a la familia cochimí-yumana que se habla esencialmente en el área de Ensenada, en Baja California. Sus rasgos lingüísticos son similares a los del paipai. En el censo de 2010 no se encontraron hablantes, por lo que, se considera una lengua en alto riesgo de desaparecer.

Actualmente, se tienen pocos registros de la lengua ku’ahl o sobre si existen más personas que la hablen; además, según el Atlas de los Pueblos Indígenas de México, es una lengua en muy alto riesgo de desaparición.

Según datos del Censo de México, el ku’ah está prácticamente muerta porque las únicas dos personas que lo hablan son muy ancianas y fueron incluidas erráticamente como parlantes del paipai. Dicho sea de paso, este último también tiene pocas personas que lo mantienen vivos, menos de 200.

Una tabla en el Museo de la cultura ku’ahl con varias frases traducidas de español a ku’ahl, uno de 68 idiomas originarios de México que están en riesgo de extinción.

 

Por tanto, estas dos mujeres, llamadas Teresa y Daria Armenta, para evitar la muerte de su idioma, decidieron abrir el único Museo de la cultura ku’ahl. El Museo ku’ahl se ubica en las orillas de la Misión de Santa Catarina, en el estado de Baja California. Es un breve cuarto de adobe y de sus paredes cuelgan pliegos de papel con palabras en la lengua indígena y su traducción al español.

El “Museo ku’ahl”, pretende dejar registro histórico de su lengua, y, además las costumbres y el legado histórico de su cultura.

mrp/lvs/tmv/hnb