• El ministro de Asuntos Exteriores de Cuba, Bruno Rodríguez, en una rueda de prensa en La Habana, 19 de febrero de 2019.
Publicada: viernes, 11 de junio de 2021 13:51
Actualizada: viernes, 11 de junio de 2021 14:37

Cuba rechaza la “espuria e injerencista” resolución del Parlamento Europeo (PE), que habla de presunta falta de democracia y derechos humanos en la isla.

El jueves, el Parlamanto Europeo, con 386 votos a favor, 236 en contra y 59 abstenciones, aprobó una resolución, la cual critica lo que describe como “una falta de compromiso y voluntad” de las autoridades cubanas para “reformar el sistema y mejorar la situación de derechos humanos y la democracia” en la isla.

En este sentido, el ministro cubano de Asuntos Exteriores, Bruno Rodríguez Parilla, mediante un mensaje en su cuenta de Twitter, ha condenado este viernes la decisión del PE, calificándola de una injerencia en los asuntos internos de su país.

“Reiteramos nuestro enérgico rechazo a la espuria e injerencista resolución aprobada en el Parlamento Europeo”, ha denunciado.

Ha hecho hincapié en que la isla seguirá sus mejores esfuerzos para construir una sociedad socialista y democrática frente a la resolución apoyada por los eurodiputados ultraderechistas vinculadas a la subversión de EE.UU.

 

Por su parte, la Comisión de Relaciones Internacionales del Parlamento de Cuba expresó en un comunicado que con el fallo, una vez más, el Parlamento Europeo ha demostrado su respaldo a los que quieren destruir la Revolución cubana.

Es más, recalcó que la injerencista resolución del PE muestra la falta de la credibilidad de esa institución y refleja la doble moral hacia la nación cubana.

Mientras tanto, el lunes el Ministerio cubano de Asuntos Exteriores ya había denunciado la “maniobra” y “la farsa” de eurodiputados que buscan discutir la situación de los derechos humanos en la isla, sin condenar el bloqueo unilateral, desde hace seis décadas, de EE.UU. contra el país caribeño.

Las autoridades cubanas insisten constantemente en que el bloqueo económico, financiero y comercial de Washington no solo impide el total desarrollo de la isla, sino que también obstaculiza el acceso a los insumos médicos y equipos necesarios para combatir la pandemia del nuevo coronavirus, causante de la COVID-19.

sbr/mkh/tqi