• El expresidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva, 7 de abril de 2018. (Fuente: AFP)
Publicada: lunes, 8 de abril de 2019 2:03

El Canciller de Cuba, Bruno Rodríguez, pide aumentar los esfuerzos para lograr la liberación del expresidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva.

“A un año de su injusto encarcelamiento convoquémonos todos y redoblemos esfuerzos por su liberación”, ha dicho el ministro de Asuntos Exteriores cubano en declaraciones este domingo en su cuenta de Twitter.

Del mismo modo el canciller, en el primer aniversario de la encarcelación de Lula da Silva, ha exigido el cese de la “prisión política” del exmandatario brasileño y ha asegurado que la lucha para lograr su liberación continuará hasta que “se haga justicia” y que el expresidente sea liberado.

A su vez el vicepresidente cubano, Miguel Díaz-Canel, también ha denunciado la encarcelación del exmandatario brasileño y ha reclamado la libertad para Lula, mientras insiste en que este último sea liberado lo más pronto posible.

Por su parte, el secretario del Consejo de Estado de Cuba, Homero Acosta Álvarez, ha considerado que el expresidente brasileño es víctima de una justicia parcializada y al servicio de intereses políticos, por lo que debe ser dejado en libertad.

A un año de su injusto encarcelamiento convoquémonos todos y redoblemos esfuerzos por su liberación”, ha dicho el ministro de Asuntos Exteriores cubano, Bruno Rodríguez, sobre la encarcelación del expresidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva.

Lula da Silva ya cumple una condena de 12 años y un mes en una prisión de la ciudad de Curitiba, en el sur de Brasil, por “haber recibido un triplex en el municipio de Guarujá, Sao Paulo, a cambio de sobornos”, según ordenó en noviembre pasado el magistrado Sergio Moro.

No obstante a principios del mes de febrero un nuevo fallo emitido por la juez federal Gabriela Hardt, determinó que Lula “se benefició de las obras por cerca de un millón de reales” (unos 271 000 dólares) que las empresas Odebrecht, OAS y Schain habrían hecho en una casa en Atibaia, Sao Paulo. Como resultado la juez dio a Lula da Silva otros 12 años y 11 meses de cárcel, extendiendo su condena total a más de 24 años.

Desde su encarcelamiento gran parte del pueblo ha exigido su liberación para que pueda continuar con su candidatura como presidente, en las elecciones que Brasil tiene previsto celebrar en octubre de 2018.

hgn/rha/mtk/alg

Comentarios