• El líder norcoreano, Kim Jong-un, preside una reunión de Comisión Militar Central, en Pyongyang, (Foto: kcna)
Publicada: sábado, 25 de junio de 2022 23:50
Actualizada: domingo, 26 de junio de 2022 1:03

En un pico de tensión en la península de Corea, el Gobierno norcoreano denuncia los movimientos “agresivos” de Washington y Seúl y promete vengarse.

Con motivo del 72.º aniversario del estallido de la Guerra de Corea (1950-53), varias organizaciones de trabajadores norcoreanos han sostenido reuniones en las que “juraron vengarse de los imperialistas estadounidenses” y culparon a Washington de la guerra.

En este contexto, Corea del Norte ha denunciado los “movimientos agresivos” de Estados Unidos en cooperación con Corea del Sur y Japón, y ha advertido de que Washington impulsa el despliegue de activos estratégicos en territorio surcoreano con miras a provocar otra guerra en la península.

“Tal comportamiento insolente de los estadounidenses provoca la ira y la venganza del pueblo coreano”, ha indicado este sábado la Agencia Central de Noticias de Corea (KCNA, por sus siglas en inglés). 

 

Corea del Norte, que está bajo duras sanciones de la Organización de Naciones Unidas (ONU) desde 2006 por sus programas nucleares y de misiles balísticos, ha incrementado este año sus lanzamientos de misiles, realizando más de una docena de pruebas de armas, incluido un misil balístico intercontinental por primera vez desde 2017.

Pyongyang ha asegurado en varias ocasiones que su arsenal nuclear y balístico no representa ninguna amenaza para otros países, solo apunta a “un enemigo: Washington”, por su hostilidad hacia el país asiático y sus ejercicios militares conjuntos con Seúl.

El expresidente de los EE.UU. Donald Trump se reunió tres veces con Kim Jong-un, pero se negó a suavizar o levantar las sanciones a cambio de las medidas adoptadas por Corea del Nortea

sre/rba