• Una persona mira un informe de televisión que muestra imágenes de archivo de una prueba de misiles de Corea del Norte, 5 de enero de 2022. (Foto: AFP)
Publicada: viernes, 14 de enero de 2022 1:07
Actualizada: viernes, 14 de enero de 2022 1:42

Corea del Norte asevera que, ante la renovada postura de confrontación de Estados Unidos, tendrá una respuesta “más contundente y certera”.

Así ha reaccionado Pyongyang a la reciente ronda de sanciones estadounidenses impuestas a cinco funcionarios norcoreanos por su papel en “adquirir bienes y tecnología” para los programas de misiles del país asiático.

En un comunicado, recogido este viernes por la Agencia Central de Noticias de Corea (KCNA, por sus siglas en inglés), un portavoz no identificado del Ministerio de Asuntos Exteriores norcoreano ha enfatizado que las sanciones de Estados Unidos demuestran que la Casa Blanca no está realmente interesada en la diplomacia y sigue buscando aislar y sofocar a Corea del Norte.

Estados Unidos se está volviendo provocativo nuevamente, encontrando fallas en el ejercicio de la RPDC [siglas de República Popular Democrática de Corea, nombre oficial de Corea del Norte] de su derecho a la autodefensa”, indica la nota.

El diplomático norcoreano ha acusado a Washington de escalar “intencionalmente” la situación con su “lógica mafiosa” y ha advertido que Pyongyang tendrá que reaccionar “de manera más contundente y certera”, si el país norteamericano adopta la postura de confrontación ante Corea del Norte.

 

Las nuevas sanciones de EE.UU. están relacionadas con nuevas pruebas de misiles por parte de Corea del Norte. El martes, lanzó un misil hipersónico, con una ojiva hipersónica de planeo, que hizo un vuelo de 600 kilómetros y “alcanzó precisamente un objetivo a 1000 km” en el mar, según fuentes norcoreanas. Previamente, el 5 de enero, Pyongyang disparó un misil hipersónico en su primera demostración de fuerza de este año.

En 2020, Corea del Norte volvió a iniciar su programa nuclear cuando el líder norcoreano, Kim Jong-un, anunció que el país estaba “desarrollando un sistema de armas de última generación que solo poseen países avanzados”. Esto mientras Pyongyang suspendió las pruebas nucleares y de misiles durante un proceso diplomático con Estados Unidos en 2018.

Con todo, Corea del Norte ha asegurado que el fortalecimiento de su capacidad militar únicamente tiene carácter de autodefensa ante las acciones hostiles y maniobras entre su “mayor enemigo”, EE.UU., y su aliado cercano, Corea del Sur.

mdh/ncl/mkh