• ‘Corea del Norte hizo que Trump se pusiera la piel de cordero’
Publicada: domingo, 30 de junio de 2019 15:35
Actualizada: lunes, 1 de julio de 2019 18:28

Un analista señala que la resistencia de Corea del Norte a las presiones de EE.UU. fue lo que obligó a Trump a organizar una cita inesperada con Kim Jong-un.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, tras invitar a través de Twitter y fuera de toda vía diplomática a una reunión al líder norcoreano, Kim Jong-un, mantuvo con este un breve encuentro este domingo en la franja de seguridad que divide a las dos Coreas.

El analista internacional Iñaki Gil de San Vicente, en una entrevista concedida esta misma jornada a la cadena HispanTV, ha puesto de relieve que la política de resistencia de Pyongyang frente a Washington es lo que está obligando a estos cambios formales de apariencia de Trump.

“La resistencia coreana está demostrándole a Trump que tiene que aparentar, tiene que cambiar durante unos segundos su realidad y ponerse la piel de cordero por delante”, ha indicado el experto.

Pyongyang está adoptando la aludida política ante las sanciones y presiones del país norteamericano, tal y como lo hacen países como Irán, Venezuela, Cuba, Bolivia, Palestina y Siria, ha adelantado Gil de San Vicente, para luego afirmar que, si un pueblo no muestra esta resistencia, tendrá que arrodillarse ante EE.UU.

LEER MÁS: Corea del Norte: Sanciones de EE.UU. no podrán ponernos de rodillas

La resistencia coreana está demostrándole a (el presidente de EE.UU., Donald) Trump que tiene que aparentar, tiene que cambiar durante unos segundos su realidad y ponerse la piel de cordero por delante”, indica el analista internacional Iñaki Gil de San Vicente en alusión a la breve reunión del mandatario norteamericano con el líder norcoreano, Kim Jong-un.

Kim ha admitido la “sorpresa” que le causó la singular invitación que recibió de parte del inquilino de la Casa Blanca a fin de reactivar las conversaciones sobre la desnuclearización tras el fracaso, en febrero, de las negociaciones entre los dos líderes en Hanói, la capital de Vietnam.

No obstante, conforme al entrevistado, las autoridades norcoreanas saben que, pese a dicha acción de Trump, no tienen que bajar la guardia y deben pensar cómo van a parar los siguientes golpes en su contra que esperan de Washington.

Trump fue a la cumbre con Kim, ha precisado el analista, con una situación peor a la que tenía en ocasiones anteriores, ya que está viendo que muchos pueblos del mundo, con su resistencia, se están multiplicando en su contra.

Fuente: HispanTV Noticias

mtk/anz/alg/rba

Comentarios