• El exsoldado israelí Assi Moosh fotografiado en una localidad cerca de frontera con Siria.
Publicada: viernes, 24 de mayo de 2019 4:44

El exsoldado israelí Assi Moosh acusado de dirigir una red de explotación sexual en Colombia ha sido capturado en Portugal.

Casi un año y medio después de que Migración Colombia expulsó del país a Moosh por considerarlo una amenaza a la seguridad nacional y el orden público, el exmilitar israelí fue arrestado en Lisboa, la capital de Portugal, por solicitud de Bogotá.

Según informaron el jueves las autoridades colombianas en un reporte, para dar con Moosh se utilizaron los canales de difusión y cooperación de la Organización Internacional de Policía Criminal (Interpol), en coordinación con la Guardia Civil de España y la Policía lusa.  

“Se logró establecer la ubicación e identificación, logrando su captura. Al momento de requerirlo se identificó con un pasaporte falso a nombre de Avi Cohen. Es de anotar que esta persona contaba con varias identificaciones, portando pasaportes y cédulas de extranjería falsas”, detalló la Policía colombiana.

Moosh, conocido como el “demonio de Taganga”, que será extraditado a Colombia para ser enjuiciado, había sido expulsado del país latinoamericano en noviembre de 2017, pero desde julio de 2018 volvió a ser buscado con circular azul de la Interpol.

Se logró establecer la ubicación e identificación, logrando su captura. Al momento de requerirlo se identificó con un pasaporte falso a nombre de Avi Cohen”, dijo la Policía colombiana sobre la detención de un exsoldado israelí. 

El exmilitar israelí utilizaba identidades falsas para entrar en Colombia y seguir con sus actividades delictivas. La orden de arresto en su contra se produjo tras el allanamiento de Casa Benjamín, un hotel, propiedad del israelí, donde ofrecía paquetes de turismo 'todo incluido', que consistía en prestar servicios de alojamiento, drogas y prostitutas, entre quienes había menores de edad.

La Fiscalía General colombiana señaló que Moosh tendrá que responder por homicidio agravado, concierto para delinquir, enriquecimiento ilícito y turismo sexual e inducción a prostitución, entre otros delitos.

Las autoridades colombianas indagan asimismo los vínculos de Moosh con otros israelíes implicados en redes de proxenetismo y el narcotráfico en Colombia. De hecho, la Inteligencia del país suramericano indica que el exsoldado tenía nexos con organizaciones criminales dedicadas al narcotráfico, sicariato y prostitución en los territorios ocupados palestinos.

En diciembre pasado, la Fiscalía de Colombia informó de la detención de 14 ciudadanos israelíes y dos colombianos pertenecientes a una red de explotación sexual de menores.

Casos similares se han reportado en varios países latinoamericanos y africanos. En agosto del año pasado, la Policía tunecina detectó una red de tráfico de drogas y menores dirigida por un empresario judío.

mjs/ktg/tmv/rba

Comentarios