• La imagen del Sol captada por un telescopio de la Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio de Estados Unidos (NASA).
Publicada: viernes, 30 de noviembre de 2018 7:58

La esperanza de vida del Sol se estima en 10 000 millones de años, de los cuales ya ha vivido alrededor de 4500 millones de años, dice un experto ruso.

El Sol ya ha vivido cerca de la mitad de su vida, pero no saldrá por otros cuatro mil millones y medio de años, señaló Vladimir Kuznetsov, director del Instituto de Magnetismo Terrestre, Ionosfera y Propagación de las ondas de radio de Rusia.

“El Sol está en la secuencia principal en la evolución de las estrellas. Esta es una señal de que la reacción termonuclear ocurre constantemente en las profundidades del Sol como la principal fuente de energía solar. La vida útil de la estrella en la secuencia principal es la más larga en su evolución y es de aproximadamente el 90 por ciento”, subrayó este experto físico en una entrevista concedida el jueves a la agencia rusa de noticias Ria Novosti.

Según Kuznetsov, el Sol emite un flujo constante de energía (constante solar), siendo una actividad de la superficie del Sol asociada con las erupciones, las emisiones masivas desde el punto de vista de su energía global.

El Sol está en la secuencia principal en la evolución de las estrellas. Esta es una señal de que la reacción termonuclear ocurre constantemente en las profundidades del Sol como la principal fuente de energía solar. La vida útil de la estrella en la secuencia principal es la más larga en su evolución y es de aproximadamente el 90 por ciento”, subraya el director del Instituto de Magnetismo Terrestre, Ionosfera y Propagación de las ondas de radio de Rusia, Vladimir Kuznetsov.

 

El científico añade que cuando todo el hidrógeno se queme en el Sol, comenzará el agotamiento del helio y luego de los elementos más pesados. Como resultado (después de unos cinco mil millones de años), la energía y el equilibrio de fuerzas en las profundidades del Sol cambiarán, y se expandirán aproximadamente a la órbita de Venus, convirtiéndose en un gigante rojo.

De este modo, este gigante rojo absorberá los planetas interiores, quemará la Tierra y comenzará a enfriarse, y luego se convertirá en una enana blanca muerta con un radio de solo 10 kilómetros y con una densidad colosal que ni siquiera se puede comparar con la densidad del metal. Asimismo, agrega que alrededor del enano girarán los restos de los planetas: Marte, Júpiter y Saturno.

Para concluir, Kuznetsov explicó que la densidad promedio del Sol es ahora de 1,4 gramos por centímetro cúbico, que es 1,4 veces mayor que la del agua, “la densidad de la materia en el núcleo del Sol es de aproximadamente 150 gramos por centímetro cúbico, que es 150 veces más alta que la densidad del agua y alrededor de 6,6 veces mayor que la densidad del metal más denso de la Tierra: el osmio”.

krd/ktg/ask/hnb

Comentarios