• El portavoz del Ministerio chino de Defensa, Tan Kefei, en una conferencia de prensa, 24 de febrero de 2022. (Foto: MDN)
Publicada: martes, 6 de septiembre de 2022 18:14
Actualizada: lunes, 12 de septiembre de 2022 14:46

China ha tachado de “juego con fuego” la venta de armas por EE.UU. a Taiwán, afirmando que esta medida emite señales erróneas a las separatistas en la isla.

El portavoz del Ministerio de Defensa de China, Tan Kefei, ha dicho que la parte estadounidense viola repetidamente su compromiso de no apoyar la “independencia de Taiwán” vendiendo armas a la isla, lo que envía también señales gravemente equivocadas a las fuerzas separatistas taiwaneses.

De acuerdo con el vocero chino, la ayuda logística de Washington a Taipéi interfiere groseramente en los asuntos internos de China, socava la soberanía y los intereses de seguridad de China y también aumenta tensiones en el Estrecho de Taiwán.

“Nadie ni ninguna fuerza puede detener la tendencia histórica de reunificación completa de la patria. Uno no puede actuar en contra de la voluntad del pueblo. El que juega con fuego se quema”, ha advertido al respecto.

En este sentido, ha pedido a las autoridades estadounidenses que retiren de inmediato el plan de suministrar armas a la isla y pongan fin a los lazos militares con Taiwán.

 

La Administración del presidente norteamericano Joe Biden anunció el 2 de septiembre la aprobación de la venta de un paquete de armas a Taiwán por valor de 1100 millones de dólares que consiste en 60 misiles antibuque tipo Harpoon y 100 misiles aire-aire de corto alcance modelo AIM-9 Sidewinder.

El paquete es el mayor concedido hasta ahora a Taiwán por el Gobierno de Biden y requiere el aval del Congreso. Según el Departamento de Estado estadounidense, desde 2010, el Gobierno de EE.UU. ha notificado al Congreso la entrega de más de 35 000 millones en ayuda militar a Taiwán.

Pekín, que se opone a cualquier nexo político entre Washington y Taipéi, así como el suministro de armas estadounidenses a la isla, ha avisado una y otra vez a las autoridades estadounidenses que no envíen señales equivocadas a las fuerzas separatistas para la independencia de Taiwán, de lo contrario deben asumir las consecuencias.

mmo/rba