• Soldados y vehículos blindados del Ejército de China en un desfile militar en Beijing. (Foto: Reuters)
Publicada: jueves, 8 de octubre de 2020 8:49

Medios de prensa chinos advierten a Taiwán que cualquier intento de establecer relaciones diplomáticas con EE.UU. solo hará que se acelere la reunificación.

El opositor partido taiwanés Kuomintang (KMT) presentó el martes dos proyectos de ley que buscan la injerencia de EE.UU. en la relación de la isla con China y el restablecimiento de relaciones diplomáticas con el país norteamericano.

Con estas propuestas que violan flagrantemente el principio de ‘una sola China’, el KMT mostró un viraje en su postura, pues antes apoyaba el acercamiento y el diálogo entre Taipéi y Pekín.

Hu Xijin, editor en jefe del diario oficial chino Global Times, abogó el miércoles por dar un castigo decisivo a las fuerzas separatistas en Taiwán. “La única forma de avanzar es que el continente se prepare por completo para la guerra y dé a las fuerzas secesionistas de Taiwán un castigo decisivo en cualquier momento”, escribió el periodista en una columna.

 

Hu advirtió que Pekín podría revocar el actual estatus de Taiwán —basado en un país dos sistemas— si se incrementan las actividades secesionistas en la isla. Cuantos más problemas creen los dirigentes taiwaneses, más rápido Pekín “les dará una lección”, alertó.

Tras conocer las propuestas del KMT, la Oficina de Asuntos de Taiwán del Consejo de Estado (gabinete de China) expresó su oposición a cualquier palabra o acción que viole el principio de una sola China, dañe los intereses nacionales, así como la paz y la estabilidad de las relaciones en la zona.

Recalcó, asimismo, la soberanía de China sobre Taiwán y avisó que el gigante asiático tiene la tolerancia cero contra la injerencia foránea en sus asuntos internos, sobre todo en Taiwán.

EE.UU. y la mayoría de los países apoyaron una resolución en 1971 que considera a China el único representante legítimo ante la Organización de Naciones Unidas (ONU) y reconoce a Taiwán como parte inalienable de esta nación.

No obstante, EE.UU. ha optado en los últimos años por dar apoyo militar y político a Taiwán. De hecho, pese a la negativa de Pekín, Washington ha aumentado los contactos diplomáticos con Taipéi e intensificado las cooperaciones militares con la isla.

China ha rechazado la injerencia de EE.UU. en los asuntos del gigante asiático y amenazado con invadir Taiwán en respuesta a la práctica estadounidense de proveer armamento a la isla.

ftm/ncl/tqi/mjs