• El portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores de China, Zhao Lijian, durante una rueda de prensa.
Publicada: lunes, 22 de junio de 2020 17:48

China insta a la AIEA a no “politizar su trabajo”, al tiempo que exige a Estados Unidos abandonar la “jurisdicción de brazo largo” contra Irán.

Durante una rueda de prensa, el portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores de China, Zhao Lijian, ha reiterado este lunes que Estados Unidos, “como renunciante del acuerdo” nuclear con Irán, de nombre oficial Plan Integral de Acción Conjunta (PIAC o JCPOA, por sus siglas en inglés), “no tiene derecho a pedirle al Consejo de Seguridad” de Naciones Unidas (CSNU) que lance el llamado mecanismo de resolución de disputas que permite la reimposición de sanciones a la República Islámica.

Instamos a Estados Unidos a abandonar las sanciones unilaterales y la ‘jurisdicción de brazo largo’, y volver al correcto cumplimiento del JCPOA y la resolución (2231) del Consejo de Seguridad” que, valida el pacto, ha agregado.

El vocero chino ha condenado la resolución de la Agencia Internacional de Energía Atómica (AIEA), presentada por los tres países europeos firmantes del acuerdo nuclear (el Reino Unido, Francia y Alemania), y ha urgido al ente a no “politizar su trabajo”.

 

Zhao ha recordado a los mencionado Estados europeos que “la reducción del cumplimiento de Irán es el resultado de la presión máxima de Estados Unidos”

“China no aprueba las acciones que exacerban artificialmente las tensiones y agravan la situación”, ha manifestado el portavoz, señalando que Pekín espera que la AIEA adopte una posición “profesional y neutral” para verificar el cumplimiento de Irán con sus obligaciones y así salvaguardar el pacto.

Ha advertido que cualquier intento unilateral que desencadene la reimposición de las sanciones del CSNU contra Irán, “tendría graves consecuencias adversas en el CSNU” y sería incompatible con los esfuerzos actuales para preservar el JCPOA.

Además, Zhao ha recalcado que el objetivo inquebrantable de China es defender el pacto nuclear y así ha llamado a las contrapartes a tomar medidas concretas para restablecer el equilibrio en derechos y obligaciones en virtud del convenio.

La Junta de Gobernadores de la AIEA aprobó el viernes un proyecto de resolución antiraní presentado por los mencionados países europeos, pretextando falta de cooperaciones del país persa. China y Rusia votaron en contra de la resolución.

La resolución ha sido plenamente apoyada por EE.UU. que, pese a su salida en mayo de 2018 del acuerdo nuclear, no deja de esforzarse por acabar con el pacto presionando a los demás firmantes para que se retiren del mismo.

De hecho, la resolución ha sido adoptada en un momento en que las autoridades estadounidenses trabajan en la elaboración de una resolución para extender el embargo de armas contra Irán, una medida condenada por la República Islámica de Irán.

Irán ha condenado la resolución “inaceptable y no constructiva” de la AIEA, y advertido de la influencia del régimen de Israel y EE.UU. en las tomas de decisiones del ente. Por tanto, ha asegurado que no abrirá su territorio a la agencia mientras sus demandas de inspecciones se basen en las alegaciones de sus más acérrimos enemigos.

tmv/ctl/myd/rba