• Simon Ticehurst, director de Oxfam para América Latina y Caribe, visita al ministro de Planificación haitiano, Aviol Fleurant, 19 de febrero de 2018.
Publicada: martes, 20 de febrero de 2018 6:57
Actualizada: martes, 20 de febrero de 2018 19:31

La organización humanitaria británica Oxfam pide disculpas al Gobierno y a la nación ‎de Haití por el escándalo sexual que salpicó a su personal en el país centroamericano ‎durante los trabajos de reconstrucción de la isla tras el devastador terremoto de 2010.‎

Tras presentar una investigación interna de once páginas, de la que publicó el lunes solo una versión censurada, esta oenegé conocida en todo el mundo manifestó a las autoridades haitianas su “vergüenza” por la conducta de sus empleados. 

El documento, que fue redactado en 2011 pero no fue divulgado hasta ayer, confirma que el exdirector del organismo en Haití Roland Van Hauwermeiren reconoció haber pagado por mantener relaciones sexuales con prostitutas, entre ellas, algunas menores de edad.

“Vinimos aquí (...) para expresar nuestra vergüenza y nuestras disculpas al Gobierno y a la población de Haití por lo sucedido”, declaró el director regional de Oxfam para América Latina y el Caribe, Simon Ticehurst, tras mantener el lunes una reunión de dos horas con el ministro de Planificación y Cooperación Externa haitiano, Aviol Fleurant.

Vinimos aquí (...) para expresar nuestra vergüenza y nuestras disculpas al Gobierno y a la población de Haití por lo sucedido”, dijo Simon Ticehurst, director regional de Oxfam para América Latina y el Caribe.

 

En este encuentro, la parte haitiana denunció que el Gobierno de la isla caribeña no estaba al tanto de los “crímenes” que cometieron los empleados de la Oxfam durante su misión.

“Lo que más me duele es que hayan admitido que las autoridades de Haití en ningún momento han sido informadas de estos delitos”, dijo Fleurant el lunes a la agencia de noticias Reuters, insistiendo en que “Según la ley, es obligatorio informar de aquellos delitos de los que se tenga constancia a las autoridades”.

Las autoridades de Haití abrieron el mismo lunes una investigación contra todas las oenegés en el país tras el escándalo de Oxfam. “Se ha abierto una pesquisa contra todas las organizaciones no gubernamentales en relación a posibles delitos sexuales y abusos”, precisó Fleurant

Entre tanto, la primera ministra del Reino Unido, Theresa May, reaccionó calificando de “horrible” la noticia sobre Oxfam que, de hecho, se ha convertido en un escándalo mucho mayor al revelar la explotación a la someten a los locales algunos trabajadores humanitarios en muchas partes del mundo.

“(Estas conductas) están muy por debajo de los estándares que podemos esperar de las organizaciones benéficas y ONGs con las que trabajamos”, sostuvo May.

Oxfam, que últimamente está en el ojo del huracán, en un intento por mejorar su deteriorada imagen, anunció el viernes la creación de una comisión independiente con el objetivo de erradicar los abusos sexuales.  

La polémica se destapó cuando el diario británico The Times informó el 9 de febrero que en 2010 altos cargos de Oxfam utilizaron dinero de la organización para pagar a prostitutas durante su misión en Haití, tras el terremoto que dejó miles de muertos y millones de damnificados.

msm/nii/

Comentarios