• Personal médico y pacientes de la COVID-19 en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) en Amazonía, norte de Brasil, 30 de enero de 2021. (Foto: AFP)
Publicada: viernes, 26 de marzo de 2021 2:00

Con casi 300 000 muertos por la pandemia del coronavirus en Brasil, el vicepresidente brasileño reconoce que las muertes superan “el límite del sentido común”.

Vamos a enfrentarnos a lo que está ahí e intentar de todas las maneras posibles disminuir la cantidad de contagios y, obviamente, el número de muertos que superó el límite del sentido común”, manifestó el jueves el vicepresidente de Brasil, Hamilton Mourao.

Sin embargo, Mourao rechazó la posibilidad de un confinamiento general a nivel nacional para hacer frente a la pandemia del coronavirus, causante de la COVID-19, calificando las medidas de distanciamiento social de “imposible” de implementar en el “país desigual” de Brasil. “Creo que estas medidas restrictivas tienen que estar a cargo de los gobernadores y alcaldes, porque cada uno sabe cómo está la situación en su zona”, agregó.

 

Brasil vive en su peor momento tras 13 meses del comienzo de la pandemia según datos de la Organización Mundial de Salud (OMS), con una media de casi 2300 fallecidos diarias. De hecho, Brasil es el segundo en la clasificación mundial en cuanto al número de bajas, después de EE.UU.

Bolsonaro es fuertemente criticado por sus ignorantes comentarios respecto a la pandemia. Además de decir que no se vacunaría contra la COVID-19, a principios de marzo llamó “idiotas” a las personas que piden vacunas contra el coronavirus. “Hay idiotas en las redes sociales, en la prensa [diciendo] ¡compra vacunas! ¡Vas y se las compras a tu madre!”, dijo.

Debido a la mala gestión de Bolsonaro de la COVID-19, varios sectores y diferentes partidos del gigante latinoamericano han pedido que se emprenda un proceso de destitución (impeachment) en su contra.

nsh/mkh